Sociedad

La universidad privada gana terreno a la pública, que no llena plazas en los grados

En España hay ochenta y siete universidades de las que cincuenta son públicas y treinta y siete privadas y las dos medran de forma dispar. En verdad, las privadas ganan terreno a las públicas. De esta manera, las primeras han duplicado su presencia en los últimos veinte años y cada vez suman nuevos pupilos en menoscabo de las públicas, que se vacían, conforme comprueba el informe anual de la Fundación CYD que hace un análisis del sistema universitario de España. De esta forma, las universidades públicas lleva 6 años sucesivos perdiendo matriculados en grado, excluyendo el curso dos mil dieciocho-dos mil diecinueve, en que ascendió levemente.

En el caso de los másteres, medran en las dos, mas más en la privada. El estudio comprueba que el trece con dos por ciento de las titulaciones de grado en las públicas presenciales han tenido en el curso dos mil diecinueve-dos mil veinte un cincuenta por ciento o bien menos de la ocupación y un once con cuatro por ciento auxiliar ha tenido una tasa entre el cincuenta y uno por ciento y el setenta y cinco por ciento . Esto es, una de cada 4 titulaciones deja de cubrir el veinticinco por ciento o bien más de las plazas ofertadas con matriculados nuevamente ingreso.

¿Qué motivos pueden estar llevando a esta situación? Los especialistas del estudio aseguran que uno de los factores que ha podido tener que ver es que las privadas tienen una mayor inserción laboral en los primeros años tras salir de la universidad, si bien más tarde estas diferencias se reducen». Por otra parte, muchos pupilos que no logran conseguir la nota de corte precisa para ciertas carreras asimismo optan por la privada como una vía para poder cursar los estudios que desean. Es por esto con lo que el creciente estrellato de las universidades privadas «debería promover la reflexión sobre si es precisa una evolución del modelo de gobernanza de la universidad pública a fin de que pueda desarrollar su potencial y se debe actualizar el papel de la regulación en lo referente a la calidad del sistema».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *