Sociedad

La universidad ya no es la prioridad

La formación profesional ha dejado de ser el pato feo. Ya muchos son los que optan por otra educación que no sea la universitaria. Más de 8 millones de pupilos están matriculados en esta enseñanza

El acceso a la educación lleva padeciendo en los últimos tiempos múltiples cambios sociales, culturales y económicos, y esto se traduce en inconvenientes que llevan a los jóvenes a dejar sus estudios a edades tempranas. España es hoy día el país de la Unión Europea que más abandonos escolares tiene, por delante de Malta y Rumanía. Y si bien el porcentaje ha bajado desde dos mil dieciocho, ahí seguimos; la universidad ya no está de tendencia. La F.P. ha dejado de ser el pato feo y los pupilos que optan por otra educación que no sea la universitaria son muchos. La formación profesional es la etapa educativa que más estudiantado ha ganado este nuevo curso escolar, conforme el informe «Datos y cifras del curso escolar dos mil diecinueve-2020» elaborado por el Ministerio de Educación. Más de 8 millones de pupilos están matriculados en este género de enseñanzas, y las ramas más estudiadas son técnico en sistemas microinformáticos y redes y técnico superior en administración y finanzas.

Y trabajo tampoco falta. La alta inserción laboral de los estudiantes de Capacitación Profesional semeja ser uno de sus atractivos, puesto que un cuarenta con tres por ciento de las ofertas de empleo de dos mil dieciocho se dirigieron a aspirantes con esta capacitación, 8 puntos más que en dos mil diecisiete y solo 0,2 puntos menos que las que se ofertaron a graduados universitarios. Mas eso no es todo. Conforme una proyección sobre el uso del futuro elaborada por la agencia Cedefop, de la UE, en dos mil treinta los nuevos puestos que se van a crear en España requerirán un sesenta y cinco por ciento de profesionales con cualificaciones medias (F.P.) y un treinta y cinco por ciento con altas (F.P. de grado superior y graduados universitarios). Este desarrollo, como es razonable, no se ha producido del mismo modo en todas y cada una de las zonas de este país. Específicamente, Zamora, Palencia y León son las provincias que más descensos han experimentado desde el curso mil novecientos noventa y nueve-dos mil, al tiempo que Guadalajara, Lleida y Gerona son los lugares donde más matriculados hay.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *