Sociedad

las mejores estrategias para encarar el retorno conforme los sicólogos

Tras un largo periodo de confinamiento y cuando semeja que nuestro planeta vuelve a la normalidad, es el instante de empezar a salir de nuestra zona de confort. A lo largo de semanas hemos estado resguardando nuestra Salud Física y ahora toca preparar nuestra Salud Mental y, poquito a poco, regresar a nuestra vida que obligadamente paralizamos a mediados de marzo.

“Hemos vivido una experiencia que jamás vamos a olvidar y para la que absolutamente nadie nos había preparado”, explican Alicia Fernández Vid y José María Sacristán Rodríguez, profesores del Grado en Sicología de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC de Valladolid, “pero lo hemos superado, nos ha hecho más fuertes que lo que creíamos ser, atrás dejamos temores, tristezas, periodos de ansiedad y también inseguridad, mas ya acabó”. Es tiempo de regresar a nuestra rutina diaria, “a aquella vida que dábamos por normal y ahora nos percatamos de que es especial”, aseguran.

Los dos, sicólogos sanitarios, han elaborado un Protocolo de Estrategias de Afrontamiento tras la COVID-diecinueve que busca orientar y administrar técnicas para satisfacer un conveniente afrontamiento sicológico en el terreno laboral “Para ello hay que readaptar nuestro cerebro y comenzar a administrar nuestros pensamientos, emociones y conductas mediante estrategias y pautas, favoreciendo nuestras fortalezas y reabsorbiendo lo aprendido en esta experiencia”.

Ya antes de la vuelta

El documento recoge una serie de fases para la vuelta al trabajo presencial, que empieza con un periodo de preparación, en el que hay que adoptar una actitud positiva frente a la nueva situación laboral, sosteniendo la autoestima alta, “lo que te favorecerá en localizarte mejor contigo mismo”. En esta fase hay que prepararse para enseñar, empatía, percibir, compartir y expresar sentimientos, lo que va a ayudar “a apoyarnos entre nosotros y salir reforzados positivamente”.

Ahora inicial hay que adiestrarse para administrar el autocontrol sensible, una “herramienta esencial en nuestra vida”. Se trata de percibir, entender, manejar y emplear las emociones en esta situación laboral excepcional, lo que va a ayudar a reducir el nivel de ansiedad y tensión sensible. “Se debe prestar singular atención a una emoción: el temor, que puede administrar una enorme sensación de malestar, preocupación, y pérdida de control”, advierten los sicólogos de la UEMC.

Hay que buscar y activar los recursos propios, “ya que puede ser una ocasión de mejora interior”. Además de esto, es conveniente dar sentido a la nueva realidad, asumiendo la desescalada y los medios de protección frente al contagio como un mecanismo de protección vital cara la ciudadanía generalmente.

De qué forma encararnos a la vuelta

Tras la primera fase es el instante del enfrentamiento. Se trata de confiar y sembrar seguridad en uno mismo, proseguir efectuando bien el trabajo y las funciones, pues las competencias son exactamente las mismas. “Lo nuevo son las condiciones derivadas de esta situación a las que debemos amoldarnos poco a poco”, aseguran los especialistas.

Lo aconsejable es tomarse tiempo motivándose para decidir, planear y repartir sacrificios, lo que va a facilitar la adaptación en un comienzo al trabajo. Hay que organizarse bien y tomar resoluciones, lo que va a ayudar a efectuarlo sin agobio, consiguiendo mayor sensación de control.

» Desarrolla tu trabajo poniendo en práctica tus habilidades psicosociales; empatía, saber decir no, asertividad y resiliencia”, aconseja el documento. “Y solicita ayuda si la necesitas”.

Otro aspecto a tener en consideración es el promuevo de la comunicación con los compañeros, puesto que si se mira alrededor nos hallamos a personas que se hallan en nuestra situación. La socialización va a ayudar a desbloquearnos y a adquirir los nuevos hábitos de seguridad en el trabajo.

Es el instante de superarlo

Una vez nos hemos enfrentado al regreso a nuestro puesto toca superar los temores. En la fase de superación es el instante de apuntalarse por cada labor o bien objetivo que se esté consiguiendo superar, por pequeño que pueda parecer. Con esto se logrará que esta experiencia se acabe transformando en una experiencia muy enriquecedora y de gran desarrollo personal.

A lo largo de esta fase hay que promover la visión de equipo, “ya que somos autodependientes y nos precisamos a fin de que todo funcione”. Para los sicólogos, debemos apoyarnos mutuamente desarrollando cada uno de ellos nuestras fortalezas, virtudes y capacidades, “es el instante de sentir que no estás sólo”, aseguran. Además de esto, el trabajador puede “premiarse” por los resultados geniales que va a conseguir, con su esmero terminará logrando sus logros y también inquietudes en el área laboral.

Otras medidas

Todas y cada una estas recomendaciones en el campo sicológico se aúnan a las medidas de salud y también higiene recomendadas. Así, Fernando Alonso Calderón, directivo de Recursos Humanos de la UEMC, recuerda que es preciso sostener la distancia de seguridad y seguir con el lavado usual o bien desinfección de las manos. Además de esto, es obligado el empleo de la mascarilla en los casos indicados.

Asimismo es conveniente eludir tocar superficies comunes, y si se hace hay que lavarse las manos, aparte de estar pendiente de la señalización que muestra los nuevos flujos y pautas de movimiento en la Universidad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *