Las muertes laborales por año rozan los un par de millones
Economía

Las muertes laborales por año rozan los un par de millones

uno con nueve millones de personas en el mundo entero pierden la vida por cuestiones relacionadas con el trabajo. De este modo lo señala una investigación que han efectuado de forma conjunta la OMS (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que han investigado de forma colaborativa por vez primera. Conforme el estudio, que ha publicado el día de hoy Naciones Unidas, más de una tercera parte de estas muertes (setecientos cincuenta) están vinculadas a las largas jornadas de trabajo.

La segunda causa que más defunciones provoca está relacionada con la exposición a la polución del aire y la consecuente obstrucción crónica de los pulmones. A esto último se vinculan cuatrocientos cincuenta muertes. Los accidentes cerebrovasculares causaron cuatrocientos muertes, al tiempo que trescientos sesenta se debieron a traumatismos. Asimismo resalta la cardiopatía isquémica, que hace alusión al estrechamiento de las arterias coronarias, y con lo que se relacionan trescientos cincuenta muertes.

La investigación se efectuó entre los años dos mil y dos mil dieciseis. En este periodo, las muertes ligadas a cardiopatías aumentaron un cuarenta y uno por ciento , al tiempo que los accidentes cerebrovasculares subieron un diecinueve por ciento . Conforme se apunta en el estudio, las enfermedades y traumatismos derivados del campo laboral provocan una “sobrecarga en los sistemas de salud, dismuyen la productividad y pueden tener un impacto aciago en los ingresos de los hogares”. Este es el motivo por el cual las organizaciones participantes hacen un llamamiento a fin de que se mejoren las condiciones de los lugares de trabajo, lo que implicarían asegurar espacios más seguros y sanos, como terminar con los horarios exageradamente largos o bien con la polución del aire en esos ambientes. En los factores de peligro de los que se habla, se incluyen la exposición al amianto (que provoca más doscientos muertes todos los años), y en menor medida, a substancias como el cadmio, el arsénico, el berilio, el níquel, la sílice, o bien los formaldehídos.

Es conveniente rememorar que en este informe no entran las muertes provocadas por la pandemia de la COVID-diecinueve, en tanto que los últimos datos recogidos son de dos mil dieciseis. Sin embargo, se puede relacionar con el coronavirus si tenemos en consideración que, desde su llegada, bastantes personas han aumentado sus horas de trabajo, lo que hemos visto que es la causa primordial de defunciones laborales. María Neira, directiva del Departamento de Medio Entorno, Cambio Climático y Salud de la OMS, ha protegido que “estos prácticamente un par de millones de muertes prematuras son evitables”, y ha recordado que los ámbitos sanitario y laboral deben aceptar conjuntamente esta responsabilidad y tomar medidas para reducir estas cantidades.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *