Lluvia de críticas a la “Ley Castells” por “regresiva”
Sociedad

Lluvia de críticas a la “Ley Castells” por “regresiva”

El anteproyecto de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), aprobado el martes por el Consejo de Ministros, no persuade a ciertos actores implicados. A pesar de que el ministro Castells se ha jactado de haber efectuado “más de setenta reuniones” con los diferentes agentes implicados en el campo de la universidad, rectores, sindicatos y estudiantes aseveran que no han sido consultados –”y mucho menos hemos negociado”los puntos claves del documento.

Además de esto, arguyen que se trata de un texto equívoco, que “deja muchos cabos sueltos” y que supone un “grave retroceso” en ciertos aspectos, como el cambio en el modelo de designación de los rectores. “Se ocupa ampliamente de acotar un nuevo modelo de gobierno de la universidad pública presidencialista y gerencial en torno a la figura del rector/rectora, en menoscabo de la participación democrática y de la trasparencia de los órganos de gobierno y de representación”, apunta la Federación de Enseñanza de CC.OO. (CCOO). La Organizadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) se ha pronunciado a este respecto en exactamente la misma línea, estimando que su voto se va a ver perjudicado.

Otro de los temas clave que el texto deja sin solucionar –170 artículos “llenos de ambigüedade”– es el inconveniente de la financiación y la ”lacra” de la precariedad laboral. Y es que, a pesar de los sacrificios del ministerio que dirige Castells por redefinir las figuras de Personal Substituto Interino y Maestro Asociado, el anteproyecto no acata el inconveniente de la carrera funcionarial en la Universidad que, en opinión de los especialistas, debería asegurar la promoción sin precisar concurrir de forma permanente a nuevos procesos de oposición para acceder a figuras establecidos mejor retribuidas y más estables. Y, si bien se supone que regulará las figuras de Personal Substituto Interino y Maestro Asociado, que hoy en día “alcanzan cifras inaceptables –en torno al treinta y cinco por ciento de las plantillas universitarias– son las más precarizadas y se emplean como vía anormal de acceso a la Universidad”- como apunta David Moscoso, titular del Departamento de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla, en su cuenta de Twitter- no soluciona de ningún modo de qué forma se marchan a financiar la contratación nuevamente personal enseñante y también estudioso en número suficiente.

Desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que espera poder reunirse mañana con el ministro para expresar sus dudas y también inquietudes, se preguntan si se ha acordado con las autonomías el estatuto de estas nuevas figuras laborales, en tanto que son las que las financian en la actualidad, y no el Estado. Otra “puntada sin hilo”.

Las irreales esperanzas del texto respecto a la internacionalización de las universidades españolas forman otro punto de discute. El documento apunta las bajas cifras de profesorado extranjeros en las platillas, mas no hace referencia a la causa más obvia: que el sueldo de un maestro doctor en este país, en una cualquiera de las categorías laborales o bien funcionariales, es inferior al sueldo de sus análogos en la mayor parte de las universidades del centro y norte de Europa. “Deberíamos preguntarnos si pensamos que va a ser triunfante diseñar un cambio de estatuto para favorecer la internacionalización sin los resortes de financiación precisos para ello”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *