Salud

Los científicos pronostican que la Covid-diecinueve va a ser un virus estacional, mas aún no

La tos, los estornudos y, en suma, los constipados son un compañero de viaje frecuente a lo largo de los meses más fríos del año. Y si bien ahora cueste creerlo, la Covid-diecinueve va a ser, en el futuro próximo, un virus respiratorio más en nuestra lista de enfermedades comunes. De este modo lo confirma una nueva revisión publicada el día de hoy en la gaceta científica Frontiers in Public Health, cuya conclusión sugiere que la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-dos, seguramente se volverá estacional en países con tiempos temperados, mas solo cuando se alcance la inmunidad colectiva, un requisito que aún queda lejos de la realidad. Hasta ese instante, la Covid-diecinueve proseguirá circulando durante las estaciones.

Estas conclusiones destacan la relevancia absoluta de las medidas de salud pública precisas ahora para supervisar el virus. El creador primordial del estudio, el doctor Hassan Zaraket, de la Universidad Americana de Beirut en el Líbano, advierte que “la Covid-diecinueve llegó para quedarse y proseguirá ocasionando brotes a lo largo de todo el año hasta el momento en que se consiga la inmunidad colectiva. Por tanto, resulta indispensable aprender a convivir con él y continuar practicando las mejores medidas de prevención, incluyendo el empleo de mascarillas, el distanciamiento físico, la higiene de manos y la reducción de las reuniones”.

Por su lado, el doctor Hadi Yassine, de la Universidad de Qatar en Doha, y coautor de la revisión, reconoce que “podría haber múltiples oleadas de Covid-diecinueve antes que se consiga la inmunidad colectiva”. Sabemos que muchos virus respiratorios prosiguen patrones estacionales, en especial en las zonas temperadas. Por servirnos de un ejemplo, se sabe que la influenza causante de la gripe común y múltiples géneros de coronavirus que ocasionan el constipado frecuente alcanzan su punto máximo en invierno en las zonas temperadas, mas circulan a lo largo de todo el año en las zonas tropicales.

Más frecuente en invierno

Los autores examinaron estos virus estacionales, examinando los factores virales y del huésped que controlan su estacionalidad, como los últimos conocimientos sobre la estabilidad y transmisión del SARS-CoV-dos. De esta forma, los estudiosos explican que “la supervivencia del virus en el aire y en las superficies, la susceptibilidad de las personas a las infecciones y los comportamientos humanos, como el hacinamiento en interiores, difieren conforme las estaciones debido a los cambios de temperatura y humedad. Estos factores influyen en la transmisión de virus respiratorio en diferentes temporadas del año. No obstante, en comparación con otros virus respiratorios como la gripe, Covid-diecinueve tiene una tasa de transmisión más alta (R0), cuando menos en parte debido a la circulación en una población mayoritariamente inmunológicamente ingenua».

Esto quiere decir que, en contraste a la gripe y otros virus respiratorios, los factores que rigen la estacionalidad de los virus todavía no pueden detener la propagación del nuevo coronavirus en los meses de verano. Mas, en el momento en que se consiga la inmunidad colectiva por medio de infecciones naturales y vacunas, el R0 debería reducir substancialmente, haciendo que el virus sea más susceptible a factores estacionales.

“Este prosigue siendo un virus nuevo y, pese al veloz desarrollo de la ciencia a este respecto, aún hay cosas que se ignoran. Queda por ver en el futuro si nuestras predicciones son ciertas o bien no. Mas pensamos que es muy posible, conforme lo que conocemos hasta el instante, que la Covid-diecinueve ocasionalmente se volverá estacional, como otros coronavirus «, añade Zaraket.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *