Los empresarios suspenden a Sánchez y alertan de la grave situación de Cataluña frente al Rey
Economía

Los empresarios suspenden a Sánchez y alertan de la grave situación de Cataluña frente al Rey

Los empresarios familiares españoles le dan un aprobado raspado al contexto económico de España. La primera jornada del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar ha estado marcada por Cataluña y el desgobierno. Los dos factores están tambaleando los cimientos de la economía de España, y de esta forma ha quedado patente en el agravamiento de las esperanzas que los empresarios españoles tienen para dos mil veinte.

Para medir el pulso a la economía de España, el acontecimiento ha empezado con la frecuente encuesta anual en la que el tejido empresarial familiar de España, el que compone alrededor del noventa por ciento de la fuerza productiva del país. Este medición ha concedido una puntuación de cinco con tres al contexto económico de España, una nota inferior al cinco con cuarenta y ocho de dos mil dieciocho y al seis con veintidos de de dos mil diecisiete. A esta bajada de nota le prosigue el agravamiento de todos y cada uno de los factores analizados respecto al mismo periodo del año precedente. Conforme con las previsiones para dos mil veinte, ni tan siquiera la mitad de las compañías familiares (cuarenta y seis por ciento ) aguardan un incremento de las cantidades de ventas, frente al sesenta y cuatro por ciento de dos mil diecinueve.

Con la celebración de una cuartas elecciones en apenas un par de años, la gobernabilidad se posiciona como una de los primordiales reto nacionales, seguida de las reformas estructurales, en un contexto en el que la carencia de gobierno ha imposibilitado la puesta en marcha de medidas a medio y a largo plazo. Riberas ha señalado la elevada “incertidumbre global” a la que este expuesta la economía de España y ha recordado la persistencia de gobiernos en funciones o bien inestables. “Hay que tomar resoluciones fundamentales y para eso es indispensable un Gobierno Estable. Esta demanda de responsabilidad contrasta con la ausencia de Pedro Sánchez quien el día de ayer decidió anular su asistencia a la clausura del Congreso.

dos mil veinte va a ser un peor año que dos mil diecinueve para las compañías españolas. La opinión de los encuestados asimismo fue negativa por lo que respecta al desarrollo de la economía a corto y medio plazo. Si en dos mil diecinueve el cincuenta y siete por ciento de los empresarios familiares españoles aguardaban un incremento moderado de la actividad con una limitada creación de empleo, este año la mayor parte prevé un panorama económico todavía más infestado de sombras. La mayor parte de los encuestados (sesenta y tres por ciento ) estima que el desarrollo va a ser débil y apenas se va a crear empleo.

En esta línea, el desempleo se posiciona como el tercer reto que más preocupa a los empresarios. Conforme la Encuesta de Población Activa (EPA), dos mil diecinueve recoge el peor dato de empleo en 7 años. Esta desaceleración en la creación de empleo asimismo persistirá a lo largo de dos mil veinte. Del total de seiscientos cincuenta empresarios encuestados, solo el treinta y seis por ciento prevé acrecentar sus plantillas, frente al cuarenta y siete por ciento del año pasado. En consecuencia, el porcentaje de empresas realizarán despidos en dos mil veinte se eleva del siete por ciento de dos mil diecinueve al treinta y seis por ciento de dos mil dieciocho. O sea, 1 de cada tres empresas reducirán sus plantillas en dos mil veinte.

Tras la presentación de los datos, ha tenido sitio el alegato inaugural de la mano de Francisco J. Riberas, presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Fernando López Miras, presidente de la Zona de Murcia, Nadia Calviño, ministra de Economía en funciones y Su Majestad el Rey. Don Felipe VI ha mostrado su apoyo al propósito primordial de este Congreso, fomentar un acuerdo educativo amoldado a las nuevas demandas del mercado de trabajo.

El inconveniente catalán ha ocupado un sitio de honor en el alegato de Francisco J. Riberas. Desde dos mil diecisiete, cerca de seis mil empresas han trasladado su sede social fuera de Cataluña, una cantidad que ha sufrido un nuevo repunte tras la sentencia del “Procés”. En el comienzo de su intervención manifestó su solidaridad “con los ciudadanos y empresas que procurar proseguir en Cataluña con su trabajo rutinaria pese a la violencia de los últimos días”. “Es preciso recobrar la normalidad cuanto antes, puesto que es peligrosísimo proyectar esta imagen ante clientes del servicio y también inversores internacionales por más tiempo”, ha sentenciado. La preocupación del colectivo de empresarios españoles asimismo quedó patente el día de ayer cuando José María Tortosa, presidente de la Asociación Murciana de la Empresa Familiar, despertó un aplauso unánime al su apoyo a las fuerzas de seguridad del estado por su tarea desempeñada en Cataluña en la inauguración del acontecimiento.

Frente a las demandas de estabilidad, a lo largo de su intervención, la ministra Nadia Calviño ha reconocido la “necesidad de un gobierno fuerte y estable para arrancar medidas”. Frente a las malas perspectivas de los empresarios asimismo ha señalado que España se halla “en una ruta de desaceleración desde el año 2015”. En este sentido, Europa recriminó a España hace apenas unos días el incumplimiento de sus objetivos de déficit y deuda. Este desvío en las cuentas va a dejar un desajuste seis mil seiscientos millones de euros con relación a la reducción estimada para dos mil veinte. Para compensar las cuentas, el Gobierno repitió su postura de subir los impuestos a las rentas más altas y a las comunidades con menor presión fiscal para acrecentar la colecta.

Por su lado, el Rey Felipe VI ha considerado esencial un mayor apoyo a la compañía familiar para “dinamizar su crecimiento” y expandir su negocio al exterior con el objetivo de contribuir a que España acreciente su peso en una Europa “fuerte y unida”.

Ante más de quinientos de directivos de toda España, que le han recibido con una prolongada ovación en el Auditorio y Centro de Congresos, Don Felipe ha remarcado la relevancia que las compañías familiares tienen en “la vertebración y la cohesión territorial” y como motor de desarrollo.

“La sostenibilidad, la estabilidad y la confianza basada en valores son, en definitiva, las bases del funcionamiento de las compañías familiares, y son esenciales asimismo para el progreso económico y social de toda la sociedad”, ha subrayado el monarca.

En opinión de Felipe VI, las compañías familiares son “una referencia económica y social esencial” para España y están llamadas a desempeñar un papel definitivo en el desarrollo social y medioambientalmente sustentable.

Un referente en “valores, tradición y apuesta por la competitividad que es esencial respaldar aplicando medidas que estimulen su crecimiento”, ha subrayado.

Don Felipe ha recordado que la compañía familiar representa más del ochenta por ciento del tejido empresarial y produce más de 6 millones de trabajos en toda España.

Frente a los desafíos de futuro que tienen, como la revolución digital, la transformación ecológica o bien la economía circular, el Rey las ha animado a salir al exterior para buscar nuevos horizontes de negocio.

“Profundizar en la internacionalización es, indudablemente, un reto de presente y de futuro que merece el mayor apoyo”, ha sostenido el jefe del Estado.

El Rey ha animado a dar “un paso adelante” a favor de la fortaleza de la compañía familiar y la de España en “una Europa unidad y fuerte”.

Como ejemplo, don Felipe ha puesto el ejemplo de Corea, donde estuvo la semana pasada con la Reina en visita de Estado.

Conforme el Rey, alén de su potencial económico, en Corea pudo revisar “el afecto y el cariño” por España y “el deSeo de una mayor presencia de España en ese mercado”.

“Animo a explorar ese mercado, no solo por su enorme dinamismo, sino más bien por el gran afecto por lo de España y por las peculiaridades de nuestras empresas”, ha añadido.

«Estabilidad social y política»

Por su lado, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, animó a empresarios y sociedad por lo general a “dejar atrás las visiones locales y sumar sacrificios” para “contribuir y ser protagonistas de un futuro en el que es preciso dejar atrás las incertidumbres y también implicar a todos y cada uno de los estamentos y a todas y cada una de las administraciones”.

El jefe del Ejecutivo regional mostró su “plena confianza” en que “España consiga, lo antes posible, una estabilidad social y política que facilite la prosperidad y el desarrollo”. “Las administraciones no podemos transformarnos en un factor de peligro más, en una amenaza para el campo productivo”, afirmó el jefe del Ejecutivo autonómico, quien resaltó que “es obligación de los gobiernos autonómicos y estatales hacer un análisis estricto de las alarmas del ciclo económico y tomar las medidas precisas para despejar las incertidumbres que conminan la economía”.

En este sentido, se refirió a la necesidad de “poner en marcha reformas que hagan menos frágiles a los españoles normalmente, y al ámbito productivo particularmente a lo largo de los instantes más bajos del ciclo económico”, y mencionó a que “no vamos a poder tomar esas resoluciones y aplicar esas reformas de espaldas a nuestras empresas, más si cabe cuando son quienes deberán articularlas”. El presidente puso como un ejemplo la educación, “ya que las compañías son las encargadas de administrar el talento que deben producir unas convenientes políticas educativas”.

Además de esto, entre los desafíos a los que se encaran las compañías familiares, López Miras se refirió al Brexit y a los nuevos aranceles, y animó a los empresarios a hacerles frente “en la cooperación continua en España y el contexto europeo, mas sin dejar atrás aquello que caracteriza a las compañías familiares y que debe valer de ejemplo al resto”. También, puso en valor al tejido empresarial regional, “que apuesta por la modernización, por una transformación que abra nuevos caminos y nuevos mercados”, y resaltó que “incluso en instantes en que la economía muestra síntomas de agotamiento a nivel nacional, la Zona de Murcia ha sido la comunidad autónoma que más empleo ha creado en el último año y la segunda donde más se ha reducido el desempleo”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *