Los especialistas advierten de un incremento de casos de bronquiolitis en pleno verano
Salud

Los especialistas advierten de un incremento de casos de bronquiolitis en pleno verano

En plena pandemia y en el momento en que nos vemos inmersos en un nuevo repunte de casos promovido, entre otras muchas causas, por las nuevas cepas del virus, con mayor capacidad de transmisión, las Unidades Pediátricas se han visto parcialmente sorprendidas por la urgencia en pleno verano de infecciones respiratorias. “Estamos viendo otros virus respiratorios diferentes del SARS Cov-dos y que estuvieron latentes, como agazapados, aguardando su instante a lo largo del invierno pasado”, explica el doctor Leandro Picó, jefe de Pediatría del Centro de salud La salud, en Valencia.

Un hecho que confirman desde la Asociación De España de Pediatría. Y es que hay bastantes casos fuera de temporada, mas se vive desde hace dos meses, precisan. Si bien no es exactamente lo mismo este incremento de casos en el mes de mayo que en pleno verano y con muchos territorios a más de cuarenta grados.

“Los médicos-agrega el doctor Picó- estamos habituados a la circulación anual de virus respiratorios a lo largo del otoño-invierno. Cada año entre noviembre y febrero padecemos una epidemia de virus respiratorios que afectan predominantemente a lactantes menores de un año, generando la famosa y al unísono temible bronquiolitis y asimismo otras infecciones respiratorias como bronquitis, laringitis, neumonías, etc.”.

No obstante, el invierno de dos mil veinte-veintiuno fue muy, muy diferente de lo común y las unidades pediátricas continuaron marchando a medio gas, con poca nosología y sobre todo con una ausencia de enfermedades respiratorias. Este cambio epidemiológico fue atribuido a las medidas higiénicas extendidas que se tomaron a nivel poblacional con objeto de prevenir la infección Covid-diecinueve, como el empleo de mascarilla, el lavado de manos, empleo de soluciones hidro-alcohólicas, restricción de la asistencia a escuelas infantiles de pequeños enfermos, confinamientos, etcétera

“Ahora- advierte el doctor Picó-, cuando las medidas de confinamiento se han relajado, se ha levantado la prohibición de circular sin mascarilla y la población ha perdido la tensión en las medidas higiénicas al haber más gente vacunada que se siente protegida, los virus respiratorios han asomado la cabeza y decidido que vuelven a vivir con nosotros y especialmente con los más pequeños y frágiles, provocando una auténtica epidemia paralela a la del SARS COV-2”.

Uno de estos virus al que podemos estimar el actor primordial es el virus respiratorio sincitial (VRS), que es el virus más propio de la bronquiolitis. Se trata de una enfermedad que se contagia sencillamente y que se transmite entre personas por contacto directo con secreciones o bien por medio de objetos o bien superficies contaminadas (juguetes, por poner un ejemplo).

La bronquiolitis puede afectar con mayor gravedad a ciertos conjuntos de peligro como los recién nacidos prematuros y aquellos con nosología pulmonar o bien cardiopatías de base, que con más frecuencia requerirán hospitalización e inclusive estancias aproximadamente prolongadas en las unidades de cuidados intensivos pediátricos.

Por consiguiente, y debido a este cambio epidemiológico provocado por la pandemia, es conveniente no perder de vista las medidas precautorias especialmente con los lactantes que aunque no han probado ser en especial susceptibles al Covid si lo son a estos otros virus respiratorios, sobre todo, al VRS. O sea, lavado de manos con agua y jabón, sostener el empleo de mascarillas en el entrecierro familiar si existen síntomas de infección respiratoria, eludir lugares cerrados y ventilar bien las habitaciones, cumplir el calendario vacunal y nutrir siempre y cuando resulte posible con lactancia materna, explican desde el convocado centro de salud.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *