Soria

Los mdicos demandan incentivos para atraer profesionales a Soria – Soria

El Instituto de Médicos de Castilla y León defenderá que toda la provincia de Soria, capital incluida, sea declarada ‘zona de bastante difícil cobertura’ en materia sanitaria. Esto debería traducirse en incentivos de distintos tipos para atraer profesionales, lo que dejaría más adelante proponerse la llegada de nuevos servicios sanitarios.

De esta forma lo propuso el día de ayer el presidente de la organización escolar y presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), José Luis Díaz Villarig. A su juicio, «Soria es una provincia realmente difícil desde la perspectiva de la atención primaria. Deben dar condiciones laborales y económicas» para transformarla en atrayente.

«Vamos a apostar por el hecho de que Soria sea una ‘zona de bastante difícil cobertura’ a fin de que los profesionales tengan motivos profesionales y económicos» para llegar hasta la provincia. La medida afectaría «a toda Soria», algo que «hasta la consejera reconoció», recordó el presidente del Instituto de Médicos de Soria, José Ramón Huerta. Esto supondría atracción de médicos tanto «para el centro de salud para primaria».

Para eso «tiene que apreciar el Gobierno», en referencia en especial al de la Comunidad, «y deben poner condiciones laborales». En este sentido se pusieron ejemplos no solo de condiciones económicas, sino más bien de lugares donde el volumen de personas y medios deja desarrollar la carrera de otro modo.

Para Villarig «el inconveniente de Soria no es poner un acelerador» lineal para tratamientos oncológicos. «Es el inconveniente que tiene por servirnos de un ejemplo la zona del Bierzo, con más de cien habitantes, que es de realmente difícil cobertura. Soria es una provincia bastante difícil para darle cobertura entera».

Para ponerle remedio «tenemos que dar algo, algo verdaderamente esencial a fin de que deseen venir a Soria, al Bierzo o bien al norte de Palencia. No es igualmente simple que estimar ir a Valladolid o bien a Salamanca». Además de esto, una buena parte de los médicos residentes que llegan a la provincia son de otros territorios y en un medio plazo se proponen volver a sus lugares de origen.

Al hilo del anhelado acelerador lineal, el presidente del Instituto de Médicos de Castilla y León apuntó que se trata de casos puntuales que se repiten en Segovia, Ávila o bien Ponferrada. Ante todo «tiene que haber un pacto entre todos. Lo primero es que haya una resolución económica y después profesional» para eludir que se quede equipamiento sin personal.

«¿Sería recomendable tener servicios de todo género en toda Castilla y León. Sería lo deseable, sí. ¿Mas es viable? En ocasiones no. Sobre todo que haya médicos, por el hecho de que si no, los aparatos no sirven para nada», remarcó. En resumen, la apuesta es por atraer profesionales y que con una estructura humana extensa puedan mantenerse futuros servicios.

Con respecto a la anunciada reestructuración de los consultorios, con sistemas a la demanda, Villarig señaló que «Castilla y León es buen lugar, mas la dispersión es problemática». En conjunto son tres mil seiscientos consultorios. Para conseguir una reestructuración que mejore lo actual «hace falta acuerdo, un acuerdo que esta consejera no tiene. Nuestra consejera va a ser la mejor médica del planeta, va a conocer realmente bien la atención primaria, mas lo que dice de operatividad hospitalaria y de ensayos en ciertos sitios le saldrá mal».

Con respecto a la propuesta que más afectaría al planeta rural soriano, «a los consultorios a la demanda por el momento hemos dicho que no. No pues no haga falta una reestructuración, sino más bien por el hecho de que no se pueden presentar las cosas a hechos consumados». El razonamiento es un déficit en la consejería de ochocientos millones de euros «que no van a ser tantos».

Sin embargo el representante de los galenos autonómicos insistió en que «no tenemos acuerdo con ella ni con el equipo y se está ninguneando a toda la mesa. Creemos que no hace las cosas bien». A su juicio «el análisis es fácil, el tratamiento bastante difícil y los proyectos no los hemos visto». Es un extremo esencial en la medida en que «es diferente la atención primaria de Valladolid y la de Soria. Hay médicos con mil seiscientos cartillas y otros con 200».

«Si han cogido el Gobierno lo deben solucionar», siguió. «Y si ven que es bastante difícil o bien que no hay soluciones, dejarlo. Las soluciones pasan por un enorme acuerdo entre todos, por el acuerdo y por poner dinero». Villarig repitió la necesidad de preguntar a los médicos y a sus representantes ya antes de reordenar el sistema, pues «en muchos casos dan palos de ciego».

Asimismo denunció que «la consejería tiene un inconveniente esencial, que la consejera tiene a alguien por encima, Francisco Igea». Hasta el momento se han reunido en un par de ocasiones mas más para repetir los diagnósticos que para «implantar un tratamiento».

«Hay que poner soluciones y saber acordar, por el hecho de que entonces ocurre lo que pasa. Si a los ciudadanos y las organizaciones se les comentan las cosas es más sencillo». Quien fuera a la sazón regidor de León reconoció que «esto tiene un costo político. De ahí que se debe consensuar», afirmó.

Como un ejemplo de la situación insostenible en ciertos puntos citó a Montenegro de Cameros, «el caso más extremo de España». Se usó como un ejemplo pues tiene un médico para veintinueve tarjetas. «No enfermos, tarjetas». Se sostuvo la plaza por no integrarla en La Rioja, mas «un médico fijo para veintinueve personas no es posible».

Tras rememorar que los vecinos de Montenegro tienen todo el derecho a la mejor atención sanitaria posible, repitió que hay que actuar «desde el punto de vista operativo. No tenemos medios» y no obstante el doctor «está para poder ver muchas veces a nadie». Para Villarig hay que examinar cuestiones como «cuántos pueblos hay alrededor o bien de qué manera actuar» antes que la Consejería actúe, pues es a quien le toca.

Finalmente reconoció cierta disparidad de ocasiones en la propia Comunidad. «¿Sin duda las provincias de Castilla y León estamos discriminadas con respecto a Valladolid? Sí. ¿Están discriminadas en un campo sanitario? Sí. Se invierte más, se hace más» en el centro de la Comunidad. En frente de ello «hay que poner medidas y medios».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *