Los talibanes van a aplicar las cláusulas de la Constitución de mil novecientos sesenta y cuatro
Soria

Los talibanes van a aplicar las cláusulas de la Constitución de mil novecientos sesenta y cuatro

Las autoridades instaladas por los talibanes en Afganistán han indicado que comenzarán a aplicar la Constitución afgana de mil novecientos sesenta y cuatro –cancelada en mil novecientos setenta y tres–, aunque han remarcado que solo lo va a hacer «de forma temporal» y en aquellos artículos «que no contrarían la ‘sharia'».

El ministro interino de Justicia afgano, el mulá Abdulhakim Sharai, ha manifestado que las autoridades «respetan las leyes internacionales que no entran en enfrentamiento con los principios de la ‘sharia'».

Sharai, quien se ha reunido a lo largo de la jornada con el embajador chino en la ciudad de Kabul, Wang Yu, ha señalado que «es un enorme placer haber puesto a la ocupación tras cuarenta años de guerra en el país» y ha mostrado la predisposición de las autoridades a sostener buenas relaciones con la comunidad internacional.

«Los miembros del Emirato Islámico no están en favor de la guerra y el enfrentamiento, sino están en favor de reformar el sistema», ha indicado, conforme un comunicado publicado por el Ministerio de Justicia.

La Constitución de mil novecientos sesenta y cuatro estuvo actual a lo largo del reinado de Muhamad Zahir Sah y asimismo fue aplicada de forma temporal a lo largo de los primeros 5 años de orden de Hamid Karzai tras el fin del Emirato Islámico tras la invasión estadounidense en dos mil uno.

Esta Carta Magna limita la rendición de cuentas a ciudadanos y parlamentarios y dejaba al rey Zahir Sah al lado, algo afín a lo que pasa ahora con el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada.

La presente Constitución afgana, rechazada por los talibanes, está considerada una de las más avanzadas de la zona por el hecho de que consagra una serie de libertades y derechos para sus ciudadanos. Los talibanes han señalado en tanto que trabajan para corregirla.

Los talibanes, que se hicieron con el poder a mediados de agosto tras entrar en la ciudad de Kabul poco tras la escapada del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, han anunciado ya la capacitación de su Gobierno, marcado por la carencia de mujeres y de representantes de otros conjuntos políticos de Afganistán.

A lo largo de los últimos días han surgido informaciones sobre los planes que barajan los talibán para restituir las amputaciones y ejecuciones en Afganistán. También, las autoridades colgaron el sábado en múltiples plazas de Herat a 4 secuestradores fallecidos a lo largo de una operación en la urbe «como un ejemplo» para posibles delincuentes.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *