Luis Tudanca y Francisco Igea - - ICAL
Soria

Partido Popular y Podemos, persuadidos de que Partido Socialista Obrero Español y Cs tienen un acuerdo escondo para regir – Soria

El primer discute entre los aspirantes a la Presidencia de la Junta de los 4 partidos con conjunto parlamentario, festejado el martes en la Feria de Muestras de Valladolid y retransmitido por RTVCyL, dejó en el aire el interrogante del millón: ¿Acordarán Partido Socialista y Ciudadanos un futuro gobierno si suman tras las elecciones del veintiseis de mayo?

Tras el discute, la contestación está más clara para el aspirante a la Presidencia del Gobierno regional por el Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco, y para el aspirante de Podemos, Pablo Fernández, quienes el día de ayer dieron a comprender la existencia de un posible acuerdo escondo entre el socialista Luis Tudanca y el aspirante naranja, Francisco Igea. Los dos rehuyeron el día de ayer entrar en el juego de acotar coaliciones, algo que va a cobrar fuerza el martes próximo, en el segundo discute retransmitido por televisión, cuando los 4 aspirantes deban retratarse sobre los acuerdos electorales, uno de los puntos incluidos en la agenda al lado de las infraestructuras y los servicios sociales.

El aspirante del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se mostró el día de ayer persuadido de que o bien gana el PP las elecciones autonómicas o bien Ciudadanos acordará con el Partido Socialista Obrero Español tras los comicios del veintiseis de mayo. Mañueco extrajo esta conclusión tras participar en el discute entre los aspirantes festejado el martes en el que, remarcó, preguntó 3 veces a Igea si iba a ser «el Caballo de Troya que facilite el Gobierno a los socialistas» y el aspirante de Cs «no respondió».

«El que calla otorga», resolvió el día de ayer el aspirante popular, sin esperanza de que se repitan coaliciones pasadas con Ciudadanos como cuando la capacitación naranja dejó la investidura del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, a través de un pacto de legislatura, o bien cuando permitió que saliesen adelante los Presupuestos de la Comunidad.

A su modo de ver, Ciudadanos es un partido «indefinido», que «hoy afirma una cosa y mañana la contraria». «Cuando ha debido organizar algo como las Primarias, ha probado de qué forma salen las cosas», criticó Mañueco, en referencia al pucherazo en las votaciones que hubiese ubicado como aspirante a encabezar la Junta a la ex- presidente de las Cortes y ex- líder del Partido Popular Silvia Clemente.

Para el aspirante de Podemos a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, el silencio que sostuvo Igea sobre la posibilidad de acordar con el socialista Tudanca «fue atronador». «Espero que en el próximo discute acabe de aclarar esta cuestión que es nuclear a fin de que la gente sepa a quién va a votar» el 26M, agregó Fernández.

El líder morado expresó su preocupación sobre un ocasional pacto entre el Partido Socialista de Castilla y León y un partido «de derechas», como definió a Ciudadanos, que defiende unas políticas «más liberales que las del PP», aseguró en declaraciones a este periódico.

«Nosotros propusimos una política fiscal antitética a la de Ciudadanos, recordó Fernández, en tanto que su capacitación, del mismo modo que el Partido Socialista está favor de subir el IRPF y sostener el impuesto de Sucesiones y Donaciones, al revés que Cs y Partido Popular, que procuran favorecer a los ricos y dañar a las clases medias y populares», mantuvo. De ahí que, consideró que si los socialista pactaran con la capacitación naranja «tendrían que traicionar su política fiscal y económica».

El aspirante socialista a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, recurrió a Cataluña para escurrir el bulto de un posible acuerdo con Ciudadanos. Al paso que por la mañana en Tudela de Duero (Valladolid) rechazó mirar «de reojo» en la carrera electoral cara el próximo 26M, por el hecho de que los socialistas salen a «ganar la elecciones», por la tarde en Aranda de Duero (Burgos) eludió cualquier referencia a un posible pacto.

Siendo preguntado por las declaraciones de Fernández Mañueco, el líder de los socialistas se mostró palpablemente molesto y recurrió a Cataluña para justificar que «los únicos acuerdos ocultos» son los que existen entre los independentistas y el Partido Popular para impedir que Miquel Iceta sea escogido miembro del Senado autonómico por Cataluña para encabezar el Senado». En este sentido, se mostró presto a charlar de los «pactos secretos del Partido Popular y del señor Mañueco», en contraste al suyo, que es solo «con los ciudadanos» para intentar «ganar las elecciones», conforme afirmó.

Elevando el tono, el aspirante socialista a la Presidencia de la Junta lanzó una oración que describía su disgusto: «Es que comienzo a estar ya un tanto harto de las patrañas del señor Mañueco y del PP». Así, recordó de qué manera en el discute del martes, el aspirante del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno autonómico «tuvo aún el cuajo de regresar a alertar sobre los acuerdos aparentemente ocultos del Partido Socialista y los independentistas». Tudanca recordó la votación conjunta de independentistas catalanes, Bildu, Ciudadanos y Partido Popular para «tirar abajo los Presupuestos del Estado», lo que provocó el adelanto electoral.
Además, lamentó que ahora de nuevo los independentistas hayan bloqueado la elección de Iceta, al tiempo que en su instante no hicieron lo mismo con el popular Xavier García Albiol, al que definió como «racista».

Preguntado de nuevo sobre un ocasional pacto Partido Socialista-Cs, Tudanca volvió a ‘despejar’ la cuestión para insistir en que su partido sale a ganar las elecciones. «Yo comprendo el nerviosismo», ironizó, para proseguir en tono sarcástico al indicar que Fernández Mañueco «está practicando desde hace bastante tiempo para ejercer de oposición en Castilla y León», algo que a su juicio «cada vez se le da mejor».
Tampoco deseó responder a Francisco Igea cuando afirmó que para acordar con el Partido Socialista, ya antes debería «deshacerse» del que a lo largo del discute llamó «trío del hachazo», en referencia al pacto subscrito en su día con IU, Podemos y los sindicatos CC.OO. y Unión General de Trabajadores para acrecentar progresivamente la presión fiscal.

El aspirante de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta insistió el día de ayer en esta condición para un posible pacto. A lo largo de un acto electoral en Valladolid, Igea sostuvo que el Partido Socialista «se ha hecho la fotografía del trío del hacha» para «resolver el déficit de financiación tras el acuerdo con los nacionalistas para favorecer el ‘cuponazo’, y le solicita ahora a los castellanos y leoneses más impuestos». «Tendrán que deshacerse de ese acuerdo si desean convenir con nosotros», advirtió.

Francisco Igea insistió en que sale «a ganar y no a acordar con nadie», y a «garantizar a los ciudadanos de Castilla y León que cuantos más votos naranjas haya, más cambio habrá». «No venderemos el cambio por nada. El cambio de políticas, no de políticos», afirmó, en su sexto día de campaña, notifica Ical.
Tras el discute electoral del martes, Igea explicó que «lo esencial es que la gente halle las diferencias entre los partidos. «Nosotros salimos a ganar, no a acordar con absolutamente nadie. Quien se vaya a sumar al acuerdo con nosotros, el que esté más cerca de las políticas de libertad, regeneración, de control fiscal, de igualdad de los españoles, de lucha contra el clientelismo, lo deberá decir. ¿Quién está más cerca? Yo no lo vi», afirmó.

Además de esto, aseguró que el PP es un partido «cansado, resignado y sin ideas», con una «tradicional oferta de soluciones mágicas y bolsa de caramelos de las de siempre».

«Salimos del discute con 2 consejerías más y una vicepresidencia. Hay gente que no cree en la iniciativa, en el progreso, en la libertad, en una administración limpia, eficiente, gente que todo lo arregla con un nivel administrativo más», añadió. Todo ello, siguió, en frente de la voluntad de los ciudadanos que «creen que lo mejor que puede hacer la Junta es no molestar, aligerar trámites».

«La diferencia es mudar una forma miope, clientelar, de emplear la política, que es igual en el Partido Popular que en el Partido Socialista Obrero Español, o bien apostar por la libertad, por un cambio real, quitar el dedo de la administración, una sanidad de calidad, eficaz, el fin del clientelismo, de la manipulación. Todas y cada una esas cosas solo las representa un partido, que es Ciudadanos. Todas y cada una esas cosas las vieron los ciudadanos», sentenció el aspirante del partido liberal.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *