Pasar la Covid-diecinueve dispara un setenta y dos por ciento  los nuevos casos de diabetes en menores de dieciocho años
Salud

Pasar la Covid-diecinueve dispara un setenta y dos por ciento los nuevos casos de diabetes en menores de dieciocho años

Los sabios de la OMS apuntan ya a que hay muestras evidentes de que la pandemia de la Covid-diecinueve se está diluyendo, lo que se transforma en una nueva más que esperanzadora. No obstante, los daños colaterales que deja tras de sí esta crisis sanitaria aún están por ver.

Lo último que se conoce de las secuelas que puede dejar la Covid-diecinueve es que los pequeños inficionados por el SARS-CoV-dos muestran un peligro substancialmente mayor de desarrollar diabetes tipo 1, como se desprende de un nuevo estudio que examinó los registros de salud electrónicos de más de un millón de pacientes de dieciocho años o menos publicado hoy en la gaceta científica «JAMA Network Open».

Concretamente, los estudiosos de la Capacitad de Medicina de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, U.S.A., notifican de que los pequeños y adolescentes que contrajeron Covid-diecinueve eran más propensos a desarrollar diabetes tipo 1 a lo largo de los 6 meses siguientes a su diagnóstico. En verdad, el peligro resulta bastante revelador, ya que los descubrimientos mostraron un incremento del setenta y dos por ciento en los nuevos diagnósticos de DT1 en pacientes con covid menores de dieciocho años, si bien la investigación destacó que no está claro si la covid es la culpable de provocar una nueva aparición de esta clase de diabetes.

«La diabetes tipo 1 se considera una enfermedad autoinmune», explica Pamela Davis, maestra universitaria distinguida y maestra de investigación en la Escuela de Medicina Case Western Reserve, autora del estudio. «Ocurre primordialmente por el hecho de que las defensas inmunitarias del cuerpo atacan las células que generan insulina, deteniendo así la producción de insulina y provocando la enfermedad. Se ha sugerido que la Covid-diecinueve aumenta las contestaciones autoinmunes, y nuestro descubrimiento actual fortalece esa sugerencia», insiste la estudiosa.

Específicamente, el equipo examinó los registros de salud electrónicos anonimizados de prácticamente uno con uno millones de pacientes de dieciocho años o menos en los U.S.A. y otros trece países diagnosticados con la infección por SARS-CoV-dos entre marzo de dos mil veinte y diciembre de dos mil veintiuno y asimismo aquellos diagnosticados con una no infección respiratoria relacionada con Covid-diecinueve a lo largo de ese periodo. La población del estudio se dividió además de esto en dos grupos: pacientes de hasta nueve años y aquellos de diez a dieciocho años. Tras una cautelosa coincidencia estadística para tomar en consideración la edad, la demografía y los antecedentes familiares de diabetes, hubo doscientos ochenta y cinco mil seiscientos veintiocho en todos y cada conjunto para un total de quinientos setenta y mil doscientos cincuenta y seis pacientes.

Tras examinar todos y cada uno de los datos recabados, el equipo de investigación halló que entre los más de quinientos setenta y mil pacientes pediátricos en los 6 meses siguientes a la infección por SARS-CoV2, ciento veintitres pacientes (cero con cuarenta y tres por ciento ) habían recibido un nuevo diagnóstico de diabetes tipo 1, en comparación con setenta y dos pacientes (cero con veinticinco por ciento ) que recibieron un nuevo diagnóstico tras una infección respiratoria que no guarda relación con coronavirus, un incremento del setenta y dos por ciento en nuevos diagnósticos.

Uno, 3 y 6 meses tras la infección, el peligro de diagnóstico de diabetes tipo 1 fue substancialmente mayor para los inficionados con SARS-CoV-dos en comparación con aquellos con infecciones respiratorias que no guardan relación con Covid-diecinueve. Se notificaron resultados afines con pacientes en los conjuntos de edad de bebés de nueve años y de diez a dieciocho años.

«Las familias con alto peligro de diabetes tipo 1 en sus hijos han de estar en especial alarmas a los síntomas de diabetes tras la covid y los pediatras han de estar en alarma a la afluencia de nuevos casos de diabetes tipo 1, singularmente por el hecho de que las nuevas variaciones se extienden tan de manera rápida entre niños», asegura Davis, quien hace hincapié en que «es posible que veamos un incremento substancial de esta enfermedad en los próximos meses o años. La diabetes tipo 1 es un reto para toda la vida para quienes la sufren, y el incremento de la incidencia representa un número notable de pequeños afectados».

Por su lado, Rong Xu, asimismo autor pertinente, maestro de Informática Biomédica en la Capacitad de Medicina y directivo del Centro de Inteligencia Artificial en el Descubrimiento de Medicamentos, asegura que se precisa más investigación para examinar si el mayor peligro de nueva aparición de diabetes tipo 1 tras la infección por SARS-CoV-dos persistirá en los pacientes pediátricos, quiénes son vulnerables».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *