Pedro Clarós, el otorrinolaringólogo de las voces de oro que estudia la nariz artificial
Salud

Pedro Clarós, el otorrinolaringólogo de las voces de oro que estudia la nariz artificial

Ha cuidado a las mejores voces de la lírica entre ellas, la de Montserrat Caballé. Especialista en otorrinolaringología, doctor en Medicina y Cirugía, en Farmacia, en Neurociencias básicas y aplicadas, y en Historia y Humanidades, «cum laudem» en sus facetas, y ahora está terminando su quinto doctorado, esta vez en Derecho y Economía. Ha publicado últimamente «Voces Líricas, la repercusión de las hormonas en la voz operística» (Paidós) y asegura que «la voz identifica más que una huella dactilar». Con la Fundación Clarós lleva ciento quince misiones, la última fue en Burundi en dos mil veinte, operando malformaciones y tumores de cara y cuello. Mas la pandemia interrumpió estas misiones y le puso al frente de otra, asistir a investigar sobre el sentido del gusto y el olfato.

Ahora trabaja en 2 líneas de investigación: el desarrollo de una nariz electrónica (y también-nose) y un aparato para poder medir la olfacción en el humano que le llama «Smell-o bien-meter».

Pedro Clarós cursó la especialidad de ORL y cirugía maxilo-facial en Francia (Montpellier) y allá, recuerda «había mucho interés por los olores, esencias y perfumes. En el Centro de salud de Sant Hables se desarrolló un Olfatómetro sencillísimo y eso me fascinó».

Con la pandemia muchos han perdido el sentido del olfato, mas la y también-nose no es un sistema para implantar al humano. «Es más que esto». Se trata de un dispositivo electrónico multipotencial, basado en la utilización de múltiples sensores con la capacidad de reconocer diferentes olores, de igual manera que lo efectúa el sentido olfativo del humano. Tiene utilidades prácticamente en todos y cada uno de los campos; en la medicina, advirtiendo enfermedades; en la industria, descubriendo la composición y estado de los alimentos; vinos; aceites; café; bebidas; cacao, en el medio ambiente, advirtiendo de las contaminaciones existentes, perfumería o bien cosmética donde encuentra el fragancia y aroma más deseable. Esta nariz artificial lo que hace es captar las partículas volátiles de los olores, un convertidor que trasforma la señal química en eléctrica, la extensa y la condiciona para convertirla de analógica a digital y, para finalizar, un sistema de procesamiento de datos mediante un microprocesador que lee la señal digital y la clasifica para reconocer la muestra.

¿Y de qué manera se integra en la pérdida olfativa de las personas? «A estos pacientes podemos ofrecerles medir el estímulo olfativo a través de el Smell-o bien-meter, con esto vamos a poder saber el grado de este sentido en el humano. Su minoración o bien su desarrollo esencial van a tener valor clínico. En especial en las enfermedades neurodegenerativas”.

Además de esto, Clarós revela que puede valer para advertir enfermedades. «La y también-nose ofrece grandes esperanzas para la detección y monitoreo de determinadas enfermedades mediante la exhalación de la respiración, mas asimismo en la transpiración de la piel / sudor, heces, orina, saliva, leche materna y gases intestinales, donde se pueden localizar compuestos orgánicos volátiles COVs ( Volátil Organic Compounds, VOCs). Imagine poder hacer la detección precoz del cáncer de mama, pulmón, aparato digestible, y otros muchos».

Para todo ello va a ser indispensable el empleo de la Inteligencia Artificial. «La prioridad es para los profesionales de la medicina, de la industria, empresas de productos alimentarios, seguridad de las compañías y medioambiente» para entonces poder darlo a los departamentos de Defensa de la Nación, vigilancia y seguridad. Vamos a hacer un y también-nose a la carta».

De momento todo ello está en fase de desarrollo con mi hermano Andrés y nuestro conjunto de investigación de Biotecnología de la Universidad Internacional de Cataluña, pues, destaca «obviamente uno sola persona no puede hacerlo sola».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *