Economía

Plus Ultra, en disolución desde ya antes de la pandemia

Plus Ultra lleva en respiración asistida desde mucho antes que estallase la pandemia. La compañía aérea salvada con cincuenta y tres millones de dinero público y cuya titularidad está mayoritariamente a cargo de empresarios venezolanos se hallaba en causa de disolución desde mucho antes que estallase la pandemia de Covid-diecinueve, conforme aceptan los auditores de la compañía. En las últimas cuentas anuales auditadas, pertinentes al ejercicio dos mil diecinueve-dos mil veinte, se especifica que a treinta y uno de enero del pasado año la compañía aérea presentaba un «fondo de maniobra» negativo de 5.753.638 euros y un patrimonio neto de 5.841.512 euros. Dado este cómputo, Audicar, auditora de las cuentas de la compañía reconoce que la compañía, como en años precedentes, se hallaba en «causa de disolución» si no fuese por el hecho de que la compañía salvada por la SEPI cuenta a favor suyo con un préstamo participativo de 6.304.314 euros. Sin este préstamo, subscrito a fines de dos mil diecisiete y que coincide con el desembarco masivo de capital venezolano en la compañía, Plus Ultra no hubiese podido soportar operativa desde mucho antes que la crisis generada por la Covid-diecinueve forzase a la compañía aérea a suspender sus actividades, algo que pone en duda la necesidad de su rescate bajo el paraguas de las ayudas a las compañías perjudicadas por la inactividad generada por la pandemia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *