Nacional

Podemos busca sacar de las viviendas al ámbito privado

Las viviendas de mayores se han transformado en la presente crisis sanitaria en uno de los primordiales focos de contagio y propagación del virus. A juicio de Unidas Podemos, la epidemia ha probado que el modelo de administración de estos centros y la carencia de vigilancia por la parte de las administraciones autonómicas están en el origen del inconveniente.

Por este motivo, en la comisión para la reconstrucción creada en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados, la capacitación morada propondrá una revisión profunda del modelo de viviendas de mayores existente en este país. El propósito de esta iniciativa pasaría por limitar la presencia de empresas privadas en su administración y también, aun, por comenzar un proceso de restauración de los centros privados para el campo público, conforme reconocen fuentes de este partido en el Congreso.

Consideran en la capacitación de Pablo Iglesias que la situación de las viviendas a lo largo de la epidemia actual ha generado «un acuerdo trasversal en nuestra sociedad» en torno a la necesidad de «acabar con esta situación de forma inmediata». Por tal razón, uno de los temas que van a proponer como una parte de los pactos de reconstrucción económica y social del país «es una revisión del esquema de propiedad de la administración de las viviendas cara una restauración de la administración pública, la mejora de las condiciones de trabajo de las trabajadoras y asimismo de las ratios».

Esta transformación de las viviendas y del sistema de dependencia se concretaría mediante un fuerte incremento de la inversión pública, que no solo conseguiría, conforme el análisis de Unidas Podemos, prosperar la atención, «dar a nuestros mayores y a las cuidadoras la dignidad que merecen», «poder resistir mucho mejor si vuelve a celebrarse una crisis de salud pública» y priorizar la atención de los mayores y dependientes en su domicilio, sino se traduciría en la creación de «cientos de miles y miles de trabajos con condiciones dignas».

Asimismo se generaría, agregan fuentes de este partido, «una inversión muy eficiente y muy intensiva en empleo, un altísimo retorno a las arcas del estado en concepto de seguridad social y también impuestos, un impulso del consumo interno y un rebote más veloz de la economía».

Al lado de esta cuestión, Podemos asimismo va a llevar a la comisión de reconstrucción múltiples ideas en materia impositiva. Entre ellas, la creación de un nuevo impuesto a las grandes fortunas. Se trata de una «tasa de solidaridad» o bien «tasa Covid» con la que los de Iglesias procuran recursos auxiliares para las arcas públicas en un escenario de grave crisis económica como el que, conforme los cálculos del propio Gobierno, atravesará el país durante los próximos meses.

En la capacitación morada consideran prioritario que la mesa de reconstrucción iluminada en la Cámara Baja arranque lo antes posible y centre sus sacrificios en los contenidos, sobre quién la encabece o bien de qué forma funciones. Por eso ya estén trabajando en esos contenidos.

Y es en este contexto en el que reconocen su pretensión de llevar a la comisión su «tasa Covid»: «En el apartado de Justicia Fiscal va a haber que discutir si a fin de que pueda haber inversión pública para mantener el Estado de Bienestar, a fin de que pueda haber inversión pública a fin de que la economía rebote y podamos invertir en transición ecológica, en transición digital o bien en el ámbito biomédico hace falta una reforma tributaria profunda que incluya elementos como un impuesto a la riqueza», advierten desde esta capacitación. Al lado de ello asimismo plantearán que se estudie de qué manera hacer que tributen más los rendimientos de capital en el IRPF o bien como impulsar un impuesto de las transacciones financieras o bien a la banca más ambicioso.

Justifican estas medidas frente a la gravedad del escenario económico que adelantan datos como la caída del Producto Interior Bruto en más de un cinco por ciento en el primer trimestre. «Es evidente que este país se dirige cara una crisis económica de magnitudes jamás vistas y, por su parte, está crisis llegará con un modelo de ingresos del Estado muy tras la media europea».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *