Salud

puede asistir a pacientes con epilepsia, depresión o bien ansiedad

Una investigación reciente ha mostrado que mejora la restauración cognitiva en pacientes que han sufrido un ictus o bien que sufren ciertas enfermedades

El día de hoy 1 de marzo se festeja el Día Mundial de la Musicoterapia. Conforme una investigación reciente, mejora la restauración cognitiva en pacientes que han sufrido un ictus y sufren demencias, previene la depresión y, además de esto, puede ser ventajosa para progresar la marcha, la motricidad y la función ejecutiva en ciertos pacientes. El doctor Moisés León Ruiz ha afirmado que ha resultado eficaz en pacientes de otras enfermedades como la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia o bien trastornos del nivel de consciencia.

Hoy en día no se conocen totalmente los procesos neuroestructurales desencadenados o bien potenciados por la musicoterapia, el neurólogo declara que “parece” que su utilización “mejora la activación neuronal, la neurorregulación, el aprendizaje y la neuroplasticidad”. Además, se han efectuado abundantes estudios sobre la aplicación de la musicoterapia en personas con demencias, singularmente en casos de pacientes con enfermedad de Alzheimer y con demencia vascular.

Las investigaciones señalan que cantar y/o percibir música, así como estimulación cognitiva y/o ejercicio, mejora el desempeño cognitivo general y las actividades de la vida diaria. Además de esto, la musicoterapia asimismo semeja ser eficaz “para prosperar los síntomas neuropsiquiátricos como la depresión, ansiedad y la agitación psicomotriz que acostumbran a sufrir estas personas”, ha afirmado.

EPILEPSIA

Una investigación que contó con pequeños y adultos consiguió como resultado una minoración del veinticuatro por ciento en las conmociones. Otros estudios asimismo han descrito su utilidad en pacientes en estado epiléptico no convulsivo o bien con encefalopatías epilépticas farmacorrefractarias. Además, en pacientes en estado vegetativo persistente, la musicoterapia podría reducir significativamente la tensión sistólica/diastólica, aparte de producir un incremento del contacto visual. En casos en estado de mínima consciencia, otros estudios han observado un aumento del contacto visual, la sonrisa y el empleo sociable instrumental y vocal, como una minoración de las expresiones de molestia y sufrimiento.

Si bien se precisan más estudios para acotar el tipo, la frecuencia y la intensidad “óptimos” para lograr los mejores resultados de forma personalizada, “la musicoterapia es una estrategia auxiliar de neurorrehabilitación con presente y futuro”, ha concluido Ezpeleta.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *