quinientos euros extra para arreglar un MacBook
Tecnología

quinientos euros extra para arreglar un MacBook

FACUA-Usuarios en Acción ha denunciado a Apple Retail Spain S.L., la filial de España de Apple, frente a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de la villa de Madrid por un fallo de diseño en las pantallas de los portátiles MacBook Pro siguientes a dos mil dieciseis cuya reparación cuesta más de quinientos euros.

Los modelos de MacBook Pro lanzados tras dos mil dieciseis tienen un cable de conexión con la pantalla que se gasta toda vez que se abre o bien cierra el portátil, y esto puede concluir rompiéndolo, conforme ha denunciado FACUA en un comunicado, haciéndose eco del fallo descubierto últimamente por la compañía de reparaciones iFixit.

Con este diseño escogido para los MacBook Pro ultraligeros, Apple empleó unos cables flexibles más delgados y débiles que los cables de alambre más resistentes empleados en diseños precedentes. Además de esto, los nuevos cables están enrollados en torno a la bisagra, lo que los gasta toda vez que se abre o bien cierra la pantalla.

El arreglo de este desperfecto precisa de la substitución del monitor completo, debido al diseño usado por Apple, que torna imposible la substitución del cable separadamente, que costaría unos 5 euros, y fuerza a mudar toda la pantalla, cuyo costo es de seiscientos dólares estadounidenses (quinientos treinta y dos euros al cambio).

FACUA estima que Apple podría estar incurriendo en un caso de práctica comercial infiel, puesto que al existir este fallo en el diseño de los MacBook Pro la compañía no solo consigue beneficios de la venta de exactamente los mismos, sino más bien asimismo de su reparación.

De este modo, la asociación recuerda que la Ley de Competencia Infiel comprende como «engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o bien información que, todavía siendo veraz, por su contenido o bien presentación induzca o bien pueda inducir a fallo a los destinatarios», entre aquéllas que incluye «la necesidad de un servicio o bien de una pieza, substitución o bien reparación».

De igual forma, la Ley 11/1988 de Protección de los Usuarios de la Comunidad de la capital de España, donde tiene su sede social Apple Retail Spain S.L., considera infracciones «las prácticas comerciales infieles con los usuarios conforme con lo establecido en la legislación aplicable».

FACUA, además de esto, manifiesta que dicha conducta podría suponer una grave lesión al interés económico de los usuarios debido al alto coste de la reparación, si se tiene presente además de esto que es un defecto que puede surgir en la totalidad de los equipos.

La asociación, por lo tanto, estima que la infracción podría ser considerada como muy grave y, tal como recoge el artículo quinientos treinta y uno de la Ley 11/1988, la sanción está establecida en hasta seiscientos.000 euros, o bien podría fijarse en el quíntuplo del valor de los productos objeto de la infracción.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *