“Si se dejará vejar, descuartizar y hundir, que no cuente conmigo”
Nacional

“Si se dejará vejar, descuartizar y hundir, que no cuente conmigo”

Pedro Sánchez y también Isabel Díaz Ayuso se han reunido el día de hoy en Moncloa por espacio de más de una hora. Se trata de un encuentro protocolario y debido, por el que el presidente del Gobierno recibe a su análoga madrileña, una vez que esta haya sido ungida en tal condición. A lo largo del último mes lo ha hecho asimismo con el andaluz, Juanma Moreno, y con el catalán, Pere Aragonès. Una a dos bandas entre Sánchez y Díaz no se generaba desde el momento en que se festejar la “cumbre de las banderas” en la Puerta del Sol, hasta la que el jefe del Ejecutivo central se trasladó en lo más duro de la pandemia en la Comunidad de la capital española como un ademán de apoyo, que le proporcionó, de hecho, a Ayuso la condición de igual y le dio el liderazgo de la oposición a Moncloa en la administración de la crisis sanitaria.

En la conferencia de prensa siguiente al encuentro, la presidente madrileña ha agradecido a Sánchez “la convidación y el entorno en el que se ha desarrollado la reunión”, mas asimismo “le ha mirado a los ojos para manifestar sus discrepancias”. Ayuso le ha trasladado su “preocupación por España”, por el hecho de que los intereses y el futuro del países son “distintos” a los de Pedro Sánchez, que, a su modo de ver, contribuyen a su “deterioro”. La líder madrileña ha señalado que “corre peligro” el “prestigio y la solvencia” de España en el planeta y que sus resoluciones “nos conducen a una rotura con el orden constitucional, si nada lo impide. Resoluciones que rompen la convivencia y que alteran el modelo del setenta y ocho, la soberanía nacional en el conjunto de los españoles”.

Ayuso ha puesto como un ejemplo la Ley de Seguridad Nacional y asimismo los acuerdos de Sánchez con los independentistas. “España está secuestrada a cargo de minorías que la detestan y nos recuerdan que desean terminar con ella. Fabricando una España que no conocemos. No aportan soluciones para la España real y también idean problemas”. La presidente madrileña no desea que con los ingresos de los madrileños se favorezca a estas minorías que “olvidan que somos todos iguales frente a la ley”. “Odian a España y en su proyecto de resquemor y odio están crecidos y lo vamos a pagar todos”, ha asegurado.

En este sentido, la Comunidad de la capital de España desea ejercer el “papel de contrapeso”, que le proporciona el Estado de las Autonomías, contra el “lobo hambriento” y también “insaciable” del independentismo y, en este sentido, le ha preguntado al presidente “¿qué coste tiene el chantaje independentista y si va dejar que le birlen España a los españoles?”. “Si el presidente del Gobierno desea conducir a España por la sensatez, va a contar conmigo, si se dejará vejar, descuartizar y hundir, que no cuente conmigo ni con absolutamente nadie de mi gobierno”.

Ayuso comprende que lo que pasa y pasará en Cataluña es “inconcebible”: “No deseo fiscalidad a la carta para Cataluña, ni mesas a dos bandas que dejan al lado a otras comunidades autónomas, ni más privilegios, ni chantajes, cuya aniquilación de España que deben abonar todos y cada uno de los españoles”. La presidente madrileña ha percibido “un exceso de confianza cara las intenciones independentistas” por la parte del Gobierno, “un acto de buena fe”. Y ha calificado de “injusticia, hurto a la soberanía nacional y también insensato pretender que por más atención y guiños que se haga a los independentistas, este inconveniente no parará acá. La solución está en la Constitución y el acuerdo que nos dimos en el 78″, ha señalado, para apuntar que el camino de Sánchez “no nos traerá más que disgustos”.

Por su lado, desde Moncloa se asegura que “el presidente enfoca estas asambleas desde la fidelidad constitucional y la relación entre las diferentes instituciones”. Una fidelidad que ha demandado que sea “de ida y vuelta”, pidiendo el “máximo respeto a las competencias que tiene cada administración” y que no se empleen como “plataformas de confrontación”, sino más bien del bienestar de los ciudadanos. “Siempre se da la bienvenida a todos y cada uno de los presidentes autonómicos se tenga una mayor o bien menor sintonía”, resuelven en el Ejecutivo. Esto como contestación a las duras palabras que Ayuso ha dirigido al presidente del Gobierno y que en Moncloa consideran “reflexiones globales sobre el país”, resaltando que este género de a dos bandas deben servir “para ahondar en la peculiaridad y la casuística de cada comunidad”.

En el Ejecutivo mantienen que cada quien es libre de decidir “qué alegato se quiere traer a Moncloa”. “El Gobierno respeta el alegato, mas hay que aprovechar para traer los inconvenientes de los españoles”. En este sentido, encuadran la opinión de Díaz Ayuso sobre los indultos o bien el independentismo, como una opinión como líder del Partido Popular no como presidente de la villa de Madrid y se han preguntado “por qué desea charlar de estos temas y no de los de Madrid”.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, que ha comparecido tras la sesión ha puesto en valor la “cogobernanza” como un “instrumento útil” que se inauguró en la “crisis de la pandemia” para “concitar el diálogo”. La asimismo titular de Hacienda criticó que se exponga eso de “España nos roba” y recordó que la Comunidad de la capital de España es la autonomía que más recursos ha recibido del fondo COVID y otros mecanismos. “Se escucha y semeja que hay un agravio comparativo, mas recibió un veintiuno por ciento del fondo de dieciseis millones. Tuvo un trece por ciento más de ingresos que en 2019″, ha resumido Montero.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *