sin encuentre de preguntas y pupilos con suspensos
Sociedad

sin encuentre de preguntas y pupilos con suspensos

Más de treinta y tres pupilos españoles se presentan en menos de un mes, ya antes del dieciocho de junio (en convocatoria ordinaria) a las pruebas de acceso a la universidad en las condiciones más dispares que ha habido jamás en dependencia de la comunidad autónoma en la que vivan.

La nota que saquen los pupilos de segundo de Bachillerato va a ser definitiva para acceder al grado que desean y va a depender de la nota de corte de cada capacitad de cada centro universitario. La Zona de Murcia va a ser la primera y Andalucía la última.

La nota de corte para acceder un grado universitario es la nota de acceso más baja de entre todos y cada uno de los estudiantes que han sido aceptados a esa carrera ese año. Los estudiantes toman de referencia las notas de cursos precedentes para saber por dónde fluctúa el corte, mas es esencial reseñar que no se trata de un corte fijo, sino puede cambiar de un año a otro. Como afirmarían los inversores, rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras.

Si hasta el momento se charlaba de diecisiete modelos diferentes de selectividad, Evau o bien Ebau, las últimas regulaciones que ha hecho el Ministerio de Educación por la pandemia y la orden publicada en el BOE, que determina el examen de acceso, profundiza todavía más en descentralización del sistema educativo que han criticado tanto ciertos partidos, como Partido Popular y Cs, como los sindicatos educativos.

De este modo, conforme figura en el artículo seis del decreto, que regula la longitud de las pruebas, ahora van a ser cada comunidad autónoma la que determine cuántas preguntas va a haber en todos y cada examen, cuando hasta el momento estaba establecido un mínimo de 2 y un máximo de quince. La medida va a hacer aun más bastante difícil el trabajo al Ministerio de Educación y formación profesional, que había creado una comisión concreta para repasar y equiparar la Evau tras advertir «incidencias» con respecto al grado de complejidad de las pruebas en dependencia de la Comunidad. Ciertas, como la capital de España y Castilla y León, habían denunciado que la selectividad «no es igualmente exigente en todas y cada una de las comunidades autónomas y eso es un agravio comparativo para los estudiantes madrileños», lamentaba el consejero de Educación madrileño, Enrique Ossorio.

Los pupilos van a llegar a la prueba este año en situación más dispar que se ha visto jamás tras el decreto dictado por la ministra Celaá en el mes de septiembre pasado sobre medidas urgentes para amoldar la situación de la educación a las complejas circunstancias en que se desarrolla la actividad académica. El decreto suponía una rebaja la demanda y ha dejado a cargo de las autonomías el criterio para pasar de curso.

De esta forma, se da la coyuntura de que alumnos que tengan asignaturas suspensas van a poder conseguir el título de Bachillerato y presentarse a la selectividad, si de esta forma lo deja su comunidad autónoma, mas en otras no se dejará que esto se haga de este modo, como es el caso de la capital de España.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *