Salud

¿Supera España de veras a China?

Las furiosa actividad de los crematorios de la ciudad de Wuhan pone en cuestión las cantidades oficiales de ochenta y uno y quinientos setenta casos y dos mil quinientos treinta y cinco fallecidos

Mientras que España llega al pico de la curva de los contagios, el número de fallecidos prosigue incrementando a un ritmo vertiginioso. En solo veinticuatro horas, se han producido ochocientos doce muertes por coronavirus (lo que supone un ligero descenso en comparación con incremento registrado el último día de la semana, de ochocientos treinta y ocho), con un cómputo total de siete.340 víctimas mortales. Los casos confirmados de coronavirus notificados al Ministerio de Sanidad son ya ochenta y cinco y ciento noventa y cinco. «A partir de veinticinco de marzo, estamos observando un cambio de tendencia. Desde el instante en que se tomaron las medidas de confinamiento con el decreto del Estado de Alarma, el aumento diario de casos era de cerca de un veinte por ciento y ahora se ubica en una media del doce por ciento . Esto era lo que esperábamos», comentó la jefe de área del Centro de Alarmas y Urgencias Sanitarias, María José Sierra, que compareció el día de ayer en la rueda de Prensa del Comité Técnico en substitución de Fernando Simón, que ha dado positivo en coronavirus.

El número de inficionados registrados por Sanidad supera ya a los de China, que cuenta, conforme registros oficiales, con ochenta y uno y quinientos setenta, la mayor parte en la provincia de la ciudad de Wuhan, epicentro del brote. El primero en el ranking es EE UU, que ronda los ciento cincuenta casos; el segundo, Italia, con 97.000; y el tercero, España, con ochenta y cinco y ciento noventa y cinco. Sin embargo, cada vez se ponen más en cuestión las cantidades de contagios y de muertes, aportadas por el gobierno de Xi Jinping. El medio chino «Caixin» asegura que la cantidad de fallecidos en el gigante asiático estaría más cerca de los cuarenta que de los dos mil quinientos treinta y cinco que contemplan las cantidades oficiales. La especulación de que las víctimas mortales podrían ser muchas más brincó la semana pasada, cuando China superó la epidemia y se suavizaron las medidas de confinamiento. Entonces, los ciudadanos comenzaron a asistir a las funerarias pare percibir los restos de sus familiares y se vieron colas muy largas aguardando a las puertas de los crematorios. Conforme un testimonio recogido por «Caixin», en la ciudad de Wuhan se entregaron en un día dos mil quinientos urnas a un solo crematorio de los 7 que hay en la urbe. Más incisivo en el momento de lanzar datos es el medio «Radio Free Asia» al asegurar que desde el principio de la semana pasada, las 7 funerarias de la ciudad de Wuhan han entregado urnas a unas quinientos personas al día.

El Gobierno engañó

«El gobierno de China no afirmó la verdad desde el primer instante. Exactamente el mismo regidor de la ciudad de Wuhan ya reconoció que no dio datos de los primeros casos por el hecho de que se lo prohibieron», apunta el catedrático de Educación para la Salud de la UCM, Jesús Sánchez Martos. Además de esto, critica que la imagen que se da de este país «no es la real y hace mucho daño a la marca España». De este modo, apunta que la tasa de mortalidad no es del siete por ciento como se afirma, por el hecho de que existen muchos casos subclínicos sin avisar, y que la Unión Europea no ayuda en esto por el hecho de que no ha establecido unas pautas únicas: «Lo que no puede ser es que Francia solo cuente las muertes que se generan en los centros de salud, que Alemania no meta en la lista a los pacientes con enfermedades crónicas cuando en España representan el noventa por ciento de los fallecimientos por coronavirus, y que R. Unido, si bien ya no sea Europa, solo incluya a los que cuenten con permiso familiar». Y asimismo recuerda que en España «más de la mitad de los inficionados no están en los centros de salud sino más bien en sus casas, atendidos por los médicos y enfermeros de los centros de salud, que son los grandes olvidados».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *