Telefónica, Orange y Vodafone se adjudican los primordiales lotes de 5G por mil diez millones de euros
Economía

Telefónica, Orange y Vodafone se adjudican los primordiales lotes de 5G por mil diez millones de euros

La subasta de la banda de setecientos MHz, prioritaria para el desarrollo del 5G, ha terminado en su segundo día con las frecuencias en competición repartidas entre Telefónica, Orange y Vodafone, que han pujado en conjunto por importe de mil diez millones de euros, lo que supone colectar prácticamente lo fijado en el costo de salida de novecientos noventa y cinco con cinco millones de euros.

Orange y Vodafone se han hecho cada una con lotes de 2×10 MHz (Orange al sumar 2 bloques de 2×5 MHz) por trescientos cincuenta millones de euros, el coste de salida, al tiempo que Telefónica ha invertido trescientos diez millones de euros por el bloque de 2×10 MHz que tenía mayores obligaciones de cobertura, un catorce con ocho por ciento sobre el costo de salida. Específicamente, la cantidad final conjunta es de mil diez.089.000 euros a la que se ha llegado tras doce rondas, conforme ha confirmado el Ministerio de Temas Económicos y Transformación Digital en un comunicado.

Las concesiones van a durar veinte años extensibles a otros veinte y llevan aparejadas obligaciones de cobertura que van a deber cumplir los operadores en el futuro próximo con una tasa de reserva de fantasma anual de quince con cinco millones de euros, que se reducirá a cambio de inversiones en los próximos un par de años. Las 3 bandas de 5MHz de comunicaciones descendentes han quedado desiertas.

Con este resultado, el operador francés se afianza como el que cuenta con mayor cantidad de fantasma 5G, al sumar los ciento diez MHz con los que cuenta en la banda de los tres con cinco GHz, lo que, conforme asegura el operador en un comunicado, dejará brindar a sus clientes del servicio las mayores velocidades. Mónica Sala, directiva general de Red en Orange España, ha subrayado la relevancia de la banda para desarrollar el 5G “stand alone” o bien “puro” que dejará aprovechar de manera plena los beneficios de esta tecnología. “Además, esta banda va a ser esencial para reducir la brecha digital territorial en España”, ha apuntado. En conjunto, Orange ha invertido quinientos veintitres millones de euros en adquirir las concesiones de las frecuencias, a lo que habría que sumarle el costo de los despliegues y la tasa de reserva de fantasma.

Telefónica por su lado ha ganado la puja de la banda más económica de los 2×10 MHz, que compensa el menor gasto con mayores obligaciones de cobertura, en tanto que se debe desplegar en el cien por ciento de las urbes de más de veinte.000 habitantes ya antes de dos mil veinticinco, aparte de las mentadas infraestructuras clave. En un comunicado, la operadora asegura que las obligaciones de cobertura se hallan “plenamente alineadas” con el compromiso de la compañía de “maximizar la extensión de las redes de ultra-conectividad fijas y móviles.

La compañía contaba ya con cien MHz en la banda de tres con cinco GHz y sus servicios 5G cubren a un ochenta por ciento de la población de España. “El fantasma adquirido era un jalón que la compañía aguardaba hace ya tiempo y que le deja desplegar una cobertura extensa, mayor penetración en interiores y universalizar ciertas peculiaridades de las comunicaciones 5G, como es la baja latencia”, ha señalado la compañía.

El consejero encargado de Vodafone España, Llenan Deegan, ha agradecido al Gobierno las “mejores condiciones ofrecidas” para esta subasta de fantasma y ha asegurado que suponen “otro paso más cara un ámbito sustentable y a nivel económico viable”. “Con las nuevas frecuencias 5G adquiridas el día de hoy, Vodafone España acelerará en los próximos meses el despliegue de la red 5G vanguardista a fin de que tanto empresas como clientes del servicio particulares puedan apresurar la restauración y sacar ventaja de la transformación digital”, ha apuntado.

A las frecuencias adquiridas en la puja, Vodafone suma los noventa MHz con los que contaba en la banda de tres con cinco GHz para el despliegue 5G y que, en contraste a que las otras operadoras acuerden una reordenación, son anexos.

Los operadores van a deber abonar en un pago único el coste de las adjudicaciones, que se les darán formalmente a la vuelta del verano a fin de que puedan empezar con los despliegues de la frecuencia.

Las obligaciones de cobertura fijan, de forma progresiva, que el 5G de la banda de setecientos MHz debe estar desplegado al cien por ciento de las urbes de cincuenta habitantes en dos mil veinticinco. Además, el lote más económico de 2×10 MHz debe asimismo desplegar en todas y cada una de las urbes de más de veinte.000 habitantes.

Las localizaciones obligatorias para el despliegue del 5G no se quedan en las urbes, puesto que asimismo van a deber contar con cobertura de esta banda los primordiales aeropuertos del país (diez), puertos (3), estaciones de tren (6) y autopistas (8) antes que finalice el año próximo. A fines de junio de dos mil veinticinco, el número de aeropuertos con cobertura 5G se ampliará a veintidos, el de puertos a doce, el de estaciones de tren a diez y el de carreteras a ochenta y siete.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *