"Trabajar en la temporada del destape me encasilló como gallardo"
Soria

«Trabajar en la temporada del destape me encasilló como gallardo»

Siempre y en todo momento ha confesado Máximo Valverde que su auténtica vocación era ser matador, mas que su atrayente físico le llevó a trabajar en el planeta del espectáculo, donde lleva medio siglo. Tras años donde el teatro ha sido su mejor agarradera profesional, retorna al cine como gallardo en la afable comedia Amalia en el otoño, donde comparte cartel con María José Alfonso y Manuel Zarzo.

Amalia en el otoño ofrece una visión optimista de las personas mayores. ¿Por qué razón piensa que el cine semeja empeñado en mostrarnos a la gente de más de setenta años estropeada y con escasas ganas de vivir ?

No sé por qué razón se da la imagen de las personas mayores como que están apenadas y descuidadas. Es verdad que hay casos, mas no es de esta forma siempre y en todo momento. En esta película vemos que a la gente no le agrada ingresar en una vivienda, sobre todo a la gente que ha vivido realmente bien como es el caso de Amalia. No obstante, contemplamos que en ese centro empieza una nueva vida que le da la ocasión de rememorar cosas como el amor. Al final, prueba que se puede empezar una nueva vida y gozar en las restricciones de la edad.

¿Usted se ha planteado, para en unos años, si prefería ir a una vivienda o bien quedarse en casa?

Yo si puedo preferiría quedarme en casa y que me cuidase una persona. En nuestros días vivo solo y me chifla, no tengo inconvenientes con la soledad.

En Amalia en el otoño vuelve a interpretar a un gallardo y aparece en plena forma. ¿De qué manera lo logra?

En mi carrera he interpretado muchos personajes de gallardo, mas en el momento en que me llamó la directiva, Anna Utrech, me pareció un proyecto bonito y, sobre todo, muy preciso por la temática que tenía la historia. Regresar a interpretar a un gallardo tras tantos años me complació. Prácticamente toda mi carrera he hecho esta clase de personajes mas, no obstante, los que más he gozado han sido papeles más trágicos si bien el físico me ha encasillado. Cuando comencé en Fortunata y Jacinta fue por el hecho de que era guapo, mas no deseaba dedicarme a esto, deseaba ser matador.

¿De qué forma ha sido trabajar con María José Alfonso?

Ha sido la primera vez que he trabajado con ella y me ha sorprendido mucho no solo como actriz, sino más bien como persona: es un encanto, dulce, cariñosa y entrañable.

Comenzó a trabajar en el planeta del espectáculo en el año mil novecientos sesenta y ocho. ¿Hoy qué cómputo hace su carrera?

Reconozco que no estoy contento con mi carrera cinematográfica, sí con la teatral. Creo que, como afirmaba ya antes, debido a mi físico no me han aprovechado, y he hecho demasiado de gallardo, que son papeles con poca consistencia. Además de esto trabajé mucho en la temporada del destape y eso me dañó, por el hecho de que ahí el guion no era esencial sino la señora actriz de turno se desvistiese.

A lo largo del confinamiento hizo unas declaraciones durísimas sobre el Gobierno…

Me he sentido muy desilusionado con el Gobierno por el hecho de que han probado que no estaban dispuestos para un inconveniente tan muy, muy gordo como esta pandemia. Y a eso se ha unido lo que ha venido detrás, que han mentido, no iban a acordar con Podemos, no iba a haber indultos etc. Creo que este Gobierno es un caradura.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *