treinta.000 salas van a desaparecer en los próximos treinta años
Nacional

treinta.000 salas van a desaparecer en los próximos treinta años

Sociedad

El plan “España 2050″ del Gobierno reconoce que va a haber que cerrar escuelas, reconoce que va a ser una “fuerte contracción” mas “abrirá la puerta” a duplicar el gasto por pupilo

El Gobierno acepta el éxodo estudiantil. Que de acá a treinta años, España se encarará a la realidad de que la educación y sus estudiantes no van a ser como hoy en día. Vamos a perder hasta ochocientos pupilos en las clases españolas y esto forzará a tener treinta y tres salas menos que en dos mil diecinueve. Mas el Gobierno no lo ve como un inconveniente coyuntural, sino más bien como un reto que lleva a una puerta abierta para duplicar el gasto por pupilo en infantil, primaria y ESO.

De este modo se desprende del plan “España 2050″ presentado el día de hoy por el Gobierno, que examina que en las próximas décadas se generarán una “serie de cambios demográficos y tecnológicos que, bien aprovechados, van a hacer todavía más viable conseguir las mejoras que necesitamos”. De acá a dos mil cincuenta, afirma el informe, España va a tener unos ochocientos estudiantes menos de entre tres y quince años de edad. Una realidad que equivale a treinta y tres salas de veinticuatro pupilos menos que en dos mil diecinueve. Si bien el documento elaborado por especialistas reconoce que es una “fuerte contracción” que forzará a cerrar institutos, “sobre todo en la España rural, y a reducir el tamaño de otros muchos”, puede ser, afirman, asimismo una ocasión. Pues “bien gestionada” puede abrir la puerta a una serie de mejoras profundas en el sistema.

Esta perdida de pupilos va a suponer que España pueda duplicar su volumen de gasto por pupilo en los niveles de infantil, primaria y ESO, pasando de los cuatro mil ochocientos ochenta euros actuales a unos nueve mil seiscientos cuarenta en dos mil cincuenta. Conforme el informe, esta inyección de recursos servirá para “impulsar prácticas como la co-docencia, acrecentar las tutorías de apoyo para los estudiantes más atrasados, y progresar las condiciones del profesorado”. Con los institutos que van a cerrar, pretenden reconvertirlas y destinadas a otras modalidades formativas, como la educación infantil de 0 a tres años o bien la recualificacion de adultos, cuya demanda medrará en el futuro.

Conforme sus análisis, contar con de más recursos económicos dejará asimismo “impulsar la digitalización de nuestro sistema educativo, iniciada ya con la inyección de fondos europeos”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *