Soria

Triple demanda de Asohtur frente a la pernoctacin ilegal en autocaravanas – Soria

Los hosteleros están de pie de guerra no con las autocaravanas mas sí con las pernoctaciones a su juicio «ilegales» que se efectúan habitualmente en estos automóviles. Conforme advirtieron mediante un comunicado, «el muy frecuente incremento de pernoctaciones de autocaravanas en espacios donde solo tienen tolerado el estacionamiento, como en espacios naturales de la provincia ha llevado a la Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo (Asohtur) a denunciar la situación al Servicio Territorial de Medio Entorno de la Junta de Castilla y León, al Seprona de la Guarda Civil y a la Subdelegación de Gobierno de Soria».

La Agrupación solicita «más vigilancia de las pernoctaciones ilegales y la imposición de sanciones que disuadan a los dueños de efectuar prácticas no toleradas por la legislación». La demanda repite las que Asohtur ya elaboró en dos mil doce y dos mil trece, años en los que advirtió un aumento de las pernoctaciones de autocaravanas en espacios no tolerados.

A su juicio este género de situaciones infringen «la normativa de Tráfico y en materia de Montes y Espacios Naturales, provocando la competencia infiel de la actividad profesional que efectúan diariamente los cámpines y alterando el medio natural, incrementando con esto el peligro de incendios en un verano en especial caluroso como el que estamos viviendo».

Asohtur documentó fotográficamente su demanda en un trabajo sobre el terreno efectuado este fin de semana en 3 puntos diferentes de la provincia. Playa Pita (cuya administración corresponde al Municipio de Soria y la Mancomunidad de los ciento cincuenta Pueblos) fue el espacio natural con más presión turística de todos y cada uno de los observados por la Agrupación.

Hasta cien caravanas llegaron a pernoctar este pasado fin de semana en sus aledaños, tanto en el parking habilitado para esta clase de automóviles como en los reservados a turismos e inclusive sobre terreno forestal. En otro popular punto del embalse de la Cuerda del Pozo, la carretera cortada, doce caravanas camparon de forma ilegal a lo largo de este fin de semana.

En frente de este espacio, el Cañón del Río Lobos –con administración de la Junta de Castilla y León– es la zona donde se patentizó un mayor control y una ausencia prácticamente total de malas prácticas, conforme la observación efectuada desde Asohtur en los últimos días.

En el parking al lado de la catedral de El Burgo de Osma –de control municipal–, entre 2 y 5 caravanas pernoctaron en el periodo comprendido entre el viernes y el último día de la semana pasado, conforme ha podido comprobar Asohtur. La carencia de vigilancia y la ausencia de sanciones animan las pernoctaciones ilegales, que aumentan exponencialmente cada año, conforme comprueban los profesionales.

«Desde dos mil diez la presión se acrecienta año a año. Cada vez existen más. Está de tendencia. Ahora las marcas ponen en el mercado automóviles que son simples de camperizar y hay un montón», confirmó el encargado de uno de los cámpines consultados por la agrupación.

En su entender, aparte del daño a los establecimientos hosteleros legales de la provincia, los inconvenientes que producen son evidentes. «Son zonas forestales que, fuera de zonas muy específicas, no tienen contenedores de basura, ni depósitos de evacuación de aguas sucias, por servirnos de un ejemplo, no están habilitadas. A la suciedad que producen se une el peligro de incendios, que se acrecienta por el empleo de hornillos», asegura este profesional hostelero.

El estacionamiento y la camping son 2 términos bien definidos actualmente por la legislación actual. El estacionamiento de una autocaravana es una acción legal toda vez que se ajuste a lo estipulado para los automóviles en la Ley de Tráfico, que marca para el estacionamiento un tiempo razonado y razonable de permanencia en exactamente la misma plaza.

La camping fuera de los establecimientos señalados supone una falta administrativa y se genera toda vez que la autocaravana se instala en un punto de forma continuada en el tiempo ampliando o bien superando su perímetro a través de toldos o bien otros elementos extensibles, poniendo mesas y sillas, instalando aparejos de cocina, etc..

La camping libre no está tolerada en Castilla y León salvo en los lugares habilitados y autorizados para este fin; además de esto, el parking de automóviles en los montes útil pública queda limitado solamente a las zonas señaladas al efecto, conforme la Ley de Montes de Castilla y León.

La Ley 14/2010, de nueve de diciembre, apunta que son los establecimientos de alojamiento en la modalidad de cámpines «los dotados de las instalaciones y servicios destinados a facilitar la estancia temporal en tiendas de campaña, remolques habitables, autocaravanas o bien cualquier elemento afín de manera fácil transportable».

Además de esto, la Junta reconoce legalmente asimismo las llamadas «áreas de servicio y puntos ecológico–sanitarios» destinados a la pernoctación de autocaravanas. La realidad, sin embargo, es que «la falta de control favorece la camping de autocaravanas fuera de los lugares señalados legalmente para tal fin».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *