Tuesta aduce ahora que ha obedecido a la Junta Electoral
Nacional

Tuesta aduce ahora que ha obedecido a la Junta Electoral

Los consecutivos retos de Quim Tuesta van a tener consecuencias. La Junta Electoral Central (JEC) decidió el día de ayer instar a la Fiscalía a que actúe contra el presidente de la Generalitat por estimar un delito de desobediencia en su reiterada negativa a acatar las resoluciones que le demandaban la retirada de los nudos amarillos de las edificaciones públicos. Aparte de la apertura de un expediente sancionador, asimismo se remitió una orden al consejero de Interior catalán a fin de que sean los Mossos d’Esquadra quienes procedan a retirar los carteles que aún continúen en las testeras institucionales ya antes de las quince horas de el día de hoy. Se abre, por ende, un escenario que ubica al jefe del Ejecutivo catalán frente a un proceso penal, que podría acarrear su inhabilitación para cargo público de seis meses a un par de años y una multa de entre dos mil setecientos y ciento cuarenta y cuatro mil euros.

Si bien fuentes de la JEC reconocían que habían tratado de eludir este escenario, los reiterados incumplimientos de Tuesta y la mofa que consumó durante el día de ayer reemplazando los nudos amarillos por otros de afín contenido mas de diferente color, favorecieron la puesta en marcha de las 3 vías que el órgano de arbitraje tenía a su alcance. Aparte de dar el paso inicial en la vía penal, mandando diligencias al Ministerio Público al estimar desobediencia, asimismo se han cursado órdenes a la Consejería de Interior de la Generalitat a fin de que los Mossos retiren esos símbolos partidistas, que prosiguen vulnerando el deber de neutralidad. De igual forma se acordó abrir un expediente administrativo a Tuesta por no haber accedido a cumplir las órdenes de retirada de los símbolos, lo que podría desembocar en una sanción de entre trescientos y tres mil euros.

La Junta Electoral Central se dirigió nuevamente el día de ayer a la Delegación del Gobierno en Cataluña a fin de que le facilitase nueva información sobre el grado de cumplimiento del pacto de retirada de nudos amarillos y banderas esteladas de las edificaciones dependientes de la Generalitat, y si estos habían sido reemplazados por otros elementos. Esto es de esta forma pues Quim Tuesta y el independentismo dieron el día de ayer sobradas muestras de su ingenio para sortear las órdenes de la JEC. El presidente situó en el balcón del Palau de la Generalitat una pancarta calcada a la que había, si bien con un nudo blanco con una franja roja en vez del amarillo bajo exactamente el mismo lema: «Libertad presos políticos y exiliados». Tuesta aprovechó la excesiva concreción del pacto de la JEC –solo se demandaba la retirada de nudos amarillos y «esteladas» en vez de referirse a «toda simbología partidista» como solicitó Ciudadanos en la nueva demanda que interpuso ayer– como resquicio para poner el nuevo cartel, que se ajustaba a las demandas y de esta manera trataba de dar apariencia de cumplimiento al organismo estatal.

En verdad, por la tarde, poco antes que se reuniera la JEC, el president presentó un escrito a la administración electoral aduciendo que había obedecido. «A data de el día de hoy, tal como pide el Pacto de la Junta Electoral Central de once de marzo de dos mil diecinueve, y como es público y conocido, no hay esteladas o bien nudos amarillos en las sedes de la Generalitat de Cataluña», rezaban las alegaciones, selladas por Joan Ramon Casals, Jefe de la Oficina del President. Tuesta, no obstante, había asegurado en las últimas horas que solo tenía la pretensión de atender a las recomendaciones del Síndic de Greuges y desobeceder al Estado. El Defensor del Pueblo catalán emitió el miércoles un dictamen en el que se alineaba con la JEC, al paso que el día de ayer rechazó pronunciarse sobre la nueva pancarta.

El ingenio regó, además de esto, muchos otros edificios públicos a cargo del independentismo. De esta forma, por servirnos de un ejemplo, en consellerias como Agricultura han reemplazado los nudos por dibujos amarillos de frutas, flores y animales, o bien en Justicia han adornado la testera con mariposas amarillas. La imaginación asimismo se ha extendido a ciertos ayuntamientos: en El Catllar (Tarragona), han aparecido macetas amarillas con flores del mismo color en los balcones.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *