Sociedad

Un baño hecho a tu medida

El cuarto de baño es posiblemente la estancia de la casa que más se desgasta, esto se debe a que en ellos, normalmente, hay más detalles a tener en cuenta como espejos, el inodoro, los grifos, la bañera o ducha, etcétera. A esto hay que sumarle la cal del agua que recorre los grifos, que puede llegar a obstruirlos, e incluso, estropearlos; y también la humedad, que es otro elemento que causa corrosión y agotamiento de los materiales. Hay que tener muy en cuenta la calidad de todo lo que instalamos en nuestro baño, por eso, aquí te exponemos algunos consejos que quizás puedan servirte de ayuda.

Grifos empotrados, grifos duraderos

Como hemos mencionado, los grifos sufren un desgaste importante debido a la cal y la humedad. Es conveniente que, cuando compremos un grifo nuevo para nuestro baño, escojamos una opción que nos dé confianza y nos garantice gran durabilidad. Para tu lavabo te recomendamos instalar un grifo empotrado de pared, ya que, a diferencia de la grifería convencional, ocupa menos espacio y, sobre todo, son más fáciles de limpiar. Existen numerosos modelos de apariencia minimalista con menos recovecos. Esto nos permitirá “pasar el trapo” más fácilmente y, en consecuencia, facilitar su conservación, haciendo que nos dure algún tiempo más. En ciertos casos se incluyen mecanismos que permiten regular la intensidad del flujo, de manera que ahorrarás no sólo agua, sino también dinero.

Adiós bañera, hola ducha

Las bañeras tradicionales han demostrado ser ineficientes y un gasto considerable de agua, lo que no sólo te afecta a ti sino también al medioambiente. En la actualidad, las duchas se han impuesto como la opción preferente de gran parte de los consumidores para sus cuartos de baño. Son también un método más ergonómico, que te permite ahorrar espacio, dando la apariencia de que la estancia es más amplia de lo que realmente es. Puede que haya llegado el momento de cambiar tu vieja bañera o tu vieja ducha si ya tiene muchos años por una ducha empotrada nueva. Como en el caso de los grifos, al ser empotrada, permite una limpieza más cómoda, lo que favorece su durabilidad. Existen también numerosos modelos con una gran variedad de dimensiones, soportes, alcachofas etcétera. Sin lugar a dudas, un cambio a tener muy en cuenta.

Ha quedado claro que la ducha es una muy buena opción, pero queremos remarcar la gran cantidad de variantes que hay. No podíamos dejar de hablar de otro modelo como es el de la ducha empotrada de techo, un tipo de ducha todavía más moderno y eficiente. Situada en la parte superior, la alcachofa o rociador, hacen correr el agua en forma de lluvia sobre quién se está duchando. Cuando llegues cansado de trabajar a casa y necesites darte una ducha, este efecto, sin lugar a dudas, provocará en ti relajación.

La importancia de conservar el calor

Aunque hasta ahora hemos estado hablando esencialmente, de grifos y duchas, hay otro aspecto de los cuartos de baño a tener en cuenta, sobre todo, el calor. En invierno, e incluso, algunas mañanas frías de verano, al salir de la ducha llegamos a pasar auténticos calvarios si la estancia no está lo suficientemente caliente, es por eso que resulta crucial contar con una buena estufa. Las mejores estufas actualmente son las de pellets, un combustible ecológico hecho a partir de serrín que te ahorra el propano, el butano y hasta la electricidad. Puedes consultar modelos de estufas de pellets para adquirir aquí. En cualquier caso, las estufas de pellets son, indudablemente, una opción calorífica muy eficiente y económica para tu cuarto de baño, que debes tener en cuenta.

En conclusión, pasamos muchas horas en el baño, así que es conveniente que las pasemos a gusto. A nadie le gusta pasar frío al salir mojado del baño, o la impresión que dan unos grifos blanquecinos y viejos, ni una ducha echada a perder por el paso del tiempo; recuerda cuidar tu cuarto de baño, también te estás cuidando a ti.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *