Sociedad

Un parque para Julen, ¿homenaje o bien negocio?

A lo largo de trece días fue no solo el centro de todas y cada una de las miradas de España, sino más bien de medio planeta. El Cerro de la Corona, en Totalán (Málaga) fue el escenario del trágico acontencimiento de Julen Roselló, el pequeño de un par de años que murió tras caer a un pozo ilegal en circunstancias que son investigadas por el Juzgado número nueve de Málaga. Muchas televisiones pasaron horas emitiendo con la señal en riguroso directo de la obra de ingeniería y contra reloj que se hizo en ese cerro para llegar hasta el pequeño. Los cronistas allá apartados debían tomar esta imagen desde la ladera de la montaña al otro lado del val, en el ayuntamiento de Olías, con lo que absolutamente nadie, salvo el equipo de rescate, los estudiosos y la comisión judicial ha vuelto a pisar el sitio de la desgracia. Quizá de ahí que, y dado el interés que ha generado el acontencimiento, el Municipio de Totalán estaría pensando en rentabilizar el espacio. Conforme explicó el regidor, Miguel Ángel Escaño, a «La Opinión de Málaga» la zona cero del rescate de Julen estaría ahora entre sus planes de cara a las próximas elecciones de mayo, puesto que en los aledaños había unas ruinas a las que se quería dar visibilidad. «El proyecto para progresar los accesos al Dolmen del Cerro de la Corona y ponerlo en valor para acrecentar las visitas turísticas al sitio debieron ser aplazados al conocerse las contrariedades que suponía la busca de Julen». O sea, ya estaban previstas unas obras para facilitar el acceso al sitio si bien ciertos aseguran que tampoco aguardaban una esencial partida económica para semejantes fines. Ahora podría mudar la situación si bien por otro motivo bien diferente, lo que no ha sido bien acogido por la parte de ciertos vecinos del pueblo. «Ahí no iban a destinar mucho dinero mas ahora, como ha ocurrido lo del pequeño, semeja que sí. Que no afirmen que es para fortalecer la visitas al Dolmen, es pues bastante gente subirá por curiosidad a ver dónde ocurrió todo lo de Julen», asegura un vecino.

Diríase que en el sitio estuvo sepultado un caudillo musulmán y se hallaron restos arqueológicos mas ahora semeja que desde el Municipio estudian darle otro valor al sitio y se habla desde un muSeo hasta un parque infantil, pasando por una placa o bien un monolito para Julen o bien el equipo de profesionales que le salvó.

La nueva no ha sido realmente bien acogida en el ayuntamiento. Lo primero, pues se trata de propiedades privadas que, creen , deberían expropiar primero. «La finca, hasta donde sé, prosigue siendo de los familiares del padre del pequeño. ¿Qué hará el Municipio ahora, quitársela? Si bien asimismo es cierto que quién quererá adquirir ahora eso. Su valor se va a haber desvalorizado por el acontencimiento y pues ya está más que comprobado que ahí no hay agua», explica una mujer de Totalán que, exactamente tiene a familiares con terrenos en la finca lindante a la de la desgracia y que se preguntan si este proyecto les afectará asimismo a ellos.

En general, la gente del pueblo semeja más partidaria de «dejarlo todo como estaba antes». «Lo más lógico es que la zona se repueble y si había olivos, que los planten; si había almendros, que los vuelvan a plantar. El monte lo han echado abajo y deberían dejarlo todo aproximadamente como estaba y punto. Asimismo por seguridad, a ver si habrá ahora desprendimientos».

En Totalán semejan estimar pasar página. «No lo veo lo más atinado (la resolución del regidor), lo veo fuera de sitio. Que lo dejen como estaba y a ver si cerramos ya este capítulo pues tampoco lo hemos pasado bien». «Da igual que no pongan placa, todos nos acordaremos de Julen toda vez que miremos a esa montaña», afirma otro vecino. Los reconocimientos al equipo de rescate los prefieren de otro modo. En verdad, 480.000 personas han subscrito ya en la red de redes una solicitud a fin de que la Brigada de Salvamento Minero de Asturias sea distinguida con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia. La solicitud fue impulsada en la plataforma change.org por Ana Menéndez, hija, nieta y bisnieta de mineros.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *