Vuelta a los grados básicos en la capacitación universitaria
Sociedad

Vuelta a los grados básicos en la capacitación universitaria

Sociedad

Las profesiones del futuro van a demandar que los pupilos tengan un capacitación robusta, aparte de capacidad de innovación y pensamiento metódico

odos recordamos esa aseveración con la que el World Economic Forum (WEF) nos despertaba a la realidad de la cuarta revolución en el año 2017: «el sesenta y cinco por ciento de estudiantes de Primaria van a trabajar en profesiones que incluso no conocemos». Y un año después, en dos mil dieciocho, se atrevía a detallar todavía más: «el porcentaje de trabajo efectuado por humanos frente al efectuado por las máquinas caería desde el setenta y uno por ciento hasta el cuarenta y ocho por ciento en dos mil veinticinco».

Indudablemente, esta ratio de automatización se ha acelerado a consecuencia de la pandemia que hemos vivido. Este grado de automatización demanda nuevas profesiones donde todo el estrellato lo tienen competencias como el pensamiento metódico, la capacidad de innovación, el aprendizaje activo y autónomo, el pensamiento crítico, la capacidad de argumento, de resolución de inconvenientes y de ideación.

Diez años ya antes, en el dos mil siete, España se incorporaba al Espacio Europeo de Educación Superior, más conocido como Plan Bolonia. Este proceso actualizaba a las universidades para hacerlas más competitivas y armonizaba el Espacio de Educación Europeo para favorecer la libre circulación de titulados superiores.

En este proceso la mayor parte de los países optaron por redefinir licenciaturas y diplomaturas como grados de 3 años que se podían complementar con programas máster de un par de años de duración. No obstante, España así como Chipre o bien Grecia, optaron por grados de 4 años con programas máster, esencialmente de un año. Esto nos forzó a desarrollar programas de grado con un mayor grado de especialización al tener mayor duración.

En este contexto donde el diseño de los programas de grado es, necesariamente, más «especializante», lo que demanda el mercado son profesionales interdisciplinares, flexibles, con una enorme capacidad de innovación, de un comprensión profundo de los desafíos y un enfoque metódico y agilidad en el momento de resolverlos. En la Universidad Alfonso X el Sabio hemos apostado por fortalecer ciertas de los grados que se enfocan en desarrollar exactamente las competencias que van a preparar a esos profesionales que demandan los empleadores, como la Ingeniería Matemática o bien el Grado en Física. Ciertas competencias que comparten estos grados vamos a ver que desarrollan exactamente esas competencias que el WEF ya identificaba como críticas en el citado informe y que prosigue sosteniendo como prioritarias en sus análisis del dos mil veinte y 2021:

  1. · La resolución de inconvenientes complejos. El desarrollo de la capacidad de hacerse las preguntas convenientes a fin de que, aplicando el procedimiento científico, sean contestadas con una aproximación analítica y razonada.
  2. · El desarrollo de la moral. Comprensión científico de desafíos para la humanidad como el cambio climático o bien la propagación de plagas. Lo que desarrolla un compromiso con la busca de soluciones sustentables.
  3. · La multidisciplinaridad. Por medio de la física aplicada se adentrará en ciertas disciplinas relacionadas lo que dotará de flexibilidad para amoldarse a las profesiones que están por venir.
  4. · El aprendizaje profundo y la capacidad de aprender a través del estudio autónomo. Familizarización con la investigación. Lo que desarrolla el pensamiento metódico, el pensamiento crítico.
  5. · Capacidad de abstracción para modelar inconvenientes y buscar soluciones analíticas. La construcción de modelos de procesos, aproximaciones a sistemas y, por norma general, la capacidad de manejar datos experimentales para acabar soluciones.
  6. En suma, «una vuelta a los básicos» es otra forma de preparar a ese futuro profesional de forma robusta y con foco en las competencias que precisará en esas profesiones que incluso no conocemos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *