Nacional

“Zancadillas” en Sol, resbalón en Génova

La alianza es una guerra de trincheras entre Ayuso y Aguado, que ha acabado empañando la administración que Casado utiliza como modelo

Empresarios y pequeño comercio de la Comunidad de la capital española llevan semanas advirtiendo a las autoridades de que no habrá forma de levantar la ruina que deja la Covid si no comienza a reactivarse la economía. Las cuentas no salen, ni tan siquiera cuando se levante el confinamiento por culpa de las limitaciones que sigue imponiendo el virus. Estas presiones han sido parte en la crisis que ha liberado en el Gobierno regional el discute sobre si se solicitaba a Moncloa el pase a la fase 1 de desescalada.

La presidente, Isabel Díaz Ayuso, reconoció el día de ayer que sus contactos con empresarios y el análisis de la situación de las camas UCI fue lo que la motivó a dar el paso de pedir el cambio de fase. Pese a que en unas primeras declaraciones no lo apoyó, y pese al profundo discute en el Consejo de Gobierno por la oposición de la Consejería de Sanidad a formalizar la solicitud a Moncloa. El propio consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, defendió frente a la presidente y frente al vicepresidente, Ignacio Aguado, que la zona esperase cuando menos una semana más para pedir esa fase 1 de la desescalada. la crisis le ha costado el cargo a la directiva general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, mas no era la única contraria a dar el paso por comprender que no se cumplían los requisitos precisos.

Ayuso defendió el día de ayer en múltiples entrevistas que si bien haya situaciones médicas más prudentes con respecto a las medidas de desconfinamiento, hay que aprender a convivir con el coronavirus para reducir al límite la catástrofe económica y social.

Esta crisis pone sordina al alegato del Gobierno regional contra las «zancadillas» de Moncloa y deja asimismo en patentiza las «zancadillas» que se generan de forma fluida en el Gobierno de alianza. Partido Popular y Ciudadanos conviven por interés político, mas es una convivencia ya con recursos separados y sin que ninguna de las 2 partes haga esmero en disimular el divorcio, alén de los formalismos de rigor.

La fotografía del vicepresidente Aguado defendiendo que la Comunidad de la villa de Madrid estaba dispuesta para pasar de fase, al paso que Ayuso mostraba sus dudas y sus recelos, refleja el estado de tensión que existe en el Gobierno. Desde la parte popular acusan a Aguado de «deslealtad». La parte naranja acusa al equipo de Ayuso de unilateralidad. Aguado se apuntó el tanto de haber persuadido a la presidente una vez que apostara por la reapertura de la Comunidad de la capital de España. Mas al final los hechos han dado la razón al equipo sanitario del Gobierno regional y a las dudas que en un primer instante manifestó la presidente madrileña. Desde la dirección nacional critican la carencia de trasparencia del Gobierno de Sánchez y que no informe de los especialistas sobre los que se fundamentan las resoluciones de la desescalada. Mas la crisis de la Comunidad de la villa de Madrid termina rebotando sobre Génova pues el líder nacional ha transformado a Ayuso en el modelo de su administración a nivel nacional. La presidente madrileña ha intentado siempre y en todo momento ser congruente y sostener un equilibrio entre salud y economía, defienden en su ambiente. «Aguado ha presionado para solicitar la fase 1 sin tener conocimiento. Solo por estrategia mediática y para dejar en mal sitio al Gobierno al que pertenece», sentencian en Sol.

Desde la una parte de Ciudadanos no se ahorran tampoco críticas a la administración de Ayuso y hasta proponen otra estrategia de relación con el Partido Socialista diferente a la que mantiene el Partido Popular. Aguado prosigue la estrategia de Ciudadanos de corregir el bloqueo al Partido Socialista Obrero Español que dejó a su partido en los diez escaños en las últimas elecciones. Ayuso va a ir este lunes a hacerse la fotografía con el ex- presidente del Gobierno José María Aznar, quien la ha convidado a participar en una sesión de su Sala de Liderazgo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *